lunes, 26 de noviembre de 2012

Periodismo: “tenemos que evitar el silencio y autoritarismo”


Por Delfín Esteban Ibalo - Noticias como la detención de un periodista por filmar una pérdida de agua en Capital, agresiones abiertas hacia otro por preguntar sobre obras deficientes en Sanagasta y difamaciones en contra de colegas son hechos comunes en La Rioja. La pregunta es: ¿hasta dónde van a llegar? ¿Quién será el próximo? ¿Y el gobierno democrático?

Redactar esta carta para nuestros lectores es un acto más de compromiso y una herramienta para no callar el avasallamiento y autoritarismo de funcionarios ineptos que en el resguardo del poder, creen equivocadamente que no los tocarán.

Amenazas, agresiones, persecuciones, listas negras, autoritarismo, censura, despotismo, desinteligencia, estupidez, omnipresencia, complicidad y traición; son algunos calificativos que describen a quienes protagonizan estos hechos que forman parte del letargo retrógrado incomprensible, pero vigente en estos días en contra de la libertad de prensa.

El día 07 / 11 / 2012 durante la cobertura de un hecho ya casi cotidiano como lo es cada año las roturas del puente o badén del barrio Alta Gracia en Villa Sanagasta, el presidente del IPALAR Germán Gracia, no pudo contener la impotencia de su irracionalidad ante una pregunta que hasta el más ingenuo se hace sobre el puente o el badén de ese lugar. La reparación. Su respuesta: "no me grabes que te voy a hacer cagar (...) Tené cuidado con lo que vas a decir" en actitud patotera.

Esa es justamente la respuesta que describe a muchos que debieran "trabajar para y por el pueblo" y que contrariamente, cobran un sueldo que lo pagamos todos y accionan "contra y para sí mismos".

¿Cómo explicarle a estos tipos que su compromiso es igual que el nuestro; contribuir a la formación de una sociedad justa, equitativa y democrática si en muchos casos; no tienen noción de lo que estos preceptos significan lamentablemente para la ciudadanía.

El caso Gracia, es uno más que refleja "el atropello a la razón" como dice León Gieco y que si no se difunde a largo plazo podría transformarse en un modo más de sometimiento para los medios de comunicación y los periodistas que lo constituyen.

Para muchos colegas, el mes de "noviembre" fue un periodo de agravios, difamaciones, persecuciones y hasta demoras en alcaidía por cumplir con su trabajo, por citar algunos casos: la detención de periodista de Canal 5 Walter Salas por filmar una pérdida de agua en el barrio Sabiore de la capital el pasado 22/11/2012; además de las difamaciones que apuntaron al desprestigio de compañeros como Carlos Alanís y Mariano Hugaz en una campaña por la web.

¿Qué nos dice la realidad en este contexto compartido? ¿Cuál será el próximo paso de la prepotencia institucionalizada? ¿Quiénes callarán para qué la verdad no se informe? Ojalá que nadie lo haga, y en lo personal, espero que los poderes del Estado Riojano no sumen complicidad a estos hechos que reproducen "la trama oscura de una época todavía sin justicia", como la que hoy celebran con actos de la memoria pero que en el fondo, sigue sin veredicto como el asesinato de Monseñor Angelelli, los eclesiásticos Carlos de Dios Murias, Gabriel Longueville y el laico Wenceslao Pedernera. Eso debiera significar nunca más.

Repudio a la opresión:

El caso de Germán Gracia es lo que no debiera suceder en un estado soberano y democrático, porque su rol de funcionario público lo lleva a "ser doblemente responsable por sus actos y a prestar un servicio digno hacia la sociedad" como todos, pero que en este caso influye directamente en la vida de una provincia, cuando de agua u obras de infraestructura se trata.

El puente del barrio Alta Gracia, es una obra que tiene antecedentes registrados desde el año 1.991 cuando era intendente Américo Barrios. El pedido histórico de mi pueblo, tomó forma en el 2.008 con un convenio firmado entre nuevamente Gracia y el por entonces legislador Américo Barrios y la obra comenzó con una inversión del "500 mil pesos".

En diciembre del 2011, otra vez las aguas del río grande hicieron destrozos, otra vez hubo inversión. Y posteriormente, el 6 de noviembre del 2012 la pasarela del puente es foco de información por la rotura del engavionado y además; por las amenazas y agresiones hacia un periodista que preguntó "lo que todo el mundo quiere saber".

Señor Gracia, y todos aquellos que procedan con "la prepotencia inmoral del no me hago cargo", sepan que "la libertad de expresión es un derecho fundamental señalado en el artículo 19º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948".

Que "el derecho a la libertad de expresión es definido como un medio para la libre difusión de las ideas. Que es un derecho fundamental consagrado por el artículo 14 de la Constitución Nacional Argentina cuando expresa que todos los habitantes gozan del derecho de publicar sus ideas por la prensa, sin censura previa y por el art. 32 de la misma ley fundamental que impone al Congreso Federal, y que existe la obligación de no dictar leyes que restrinjan esta libertad".

Sepan, que el derecho de libertad de expresión es fundamental y esencial para el funcionamiento verdadero de las instituciones y el sistema de gobierno que rige a nuestra nación y no se olviden que ustedes también son parte de ella.

A los compañeros agredidos y víctimas de estos "errores del sistema", la solidaridad y el acompañamiento de ejercer este oficio con el pleno derecho y la fortaleza de que nuestro único compromiso es con nuestra sociedad. A todos lo que optan por el silencio, sabrán que la historia marcará sus nombres también pero del lado de la indignidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada