viernes, 23 de noviembre de 2012

De PROSAP, BID, SAPEM y agricultura


Parte de las políticas para el sector agrícola de la provincia se definen, en estos tiempos, de arriba para abajo y se financian con créditos internacionales. Endeudamiento del Estado, negocios para los amigos y las mayorías, impávidas, miran pasar.

La Rioja presenta proyectos a través del PROSAP, Programa de servicios agrícolas provinciales, perteneciente a la Cartera del Ministerio de Agricultura de La Nación

Trascendió por distintos medios provinciales la reunión mantenida entre el Gobernador Luis Beder Herrera y el Ministro de Agricultura, Norberto Yaguar, para acordar los lineamientos necesarios para continuar con la toma  de créditos  con el que se financiaran emprendimientos destinados a beneficiar el sector agrícola riojano.

El PROSAP es un  programa nacional a través del cual se gestionan los  créditos  para contención y promoción del sector agrícola, las fuentes del financiamiento son el  banco  BID y el banco Mundial. El PROSAP es el canal mediante el cual las carteras provinciales deben presentar los proyectos que luego deben ser avalados por el Ministerio de Agricultura y por   Presidencia de la Nación.  

En el caso de La Rioja  estos proyectos ya  están siendo presentados, y uno ya fue ejecutado aunque debemos decir que con escaso conocimiento  de la opinión publica, respecto a la fuente de financiamiento.

Por los trascendidos debemos decir que en esta reunión con el ministro Yaguar el Gobernador  no perdió oportunidad para abordar el tema de las SAPEM, dejando ver la necesidad del “aval nación” para la imposición de las mismas como esquema productivo provincial.

Tampoco sorprende el enfoque del discurso oficial al respecto, que no pone ningún esfuerzo en aclarar que lo que se consiguen son créditos que de alguna manera deberemos pagar,  y no otro tipo de recursos caídos del cielo. De no aclarar esto es posible que el común de la gente   confunda  el futuro endeudamiento de la provincia con la bajada desinteresada de fondos del gobierno nacional, en este caso  para reactivar y contener el sector  del agro en nuestra provincia.

Sabemos que a principios de mes la cámara de diputados aprobó las garantías por 26 millones de pesos para que la SAPEM Granjas Riojanas, pueda tomar créditos con el banco BID,  y que dichas garantias se comprometieron de la coparticipación Federal de Impuestos. Esto no es un dato Menor ya que con la misma mecánica se puede terminar sociabilizando las deudas contraídas por estos emprendimientos  del estado  puestos en manos privadas. 

Consultando la pagina del PROSAP podemos constatar que el gobierno provincial  tomo un crédito del Banco BID de mas de seis millones de dólares mas dos millones del erario publico, lo que serian un total de 8 millones de dólares, es decir 38 millones de pesos para tratar el problema de  la mosca de los frutos, siendo que el problema ya había arrasado con casi todo. También se puede constatar a través de esta página otros proyectos que están prontos a ser financiados.  

Este tipo de trascendidos nos invitan a pensar en lo alejado que  la conciencia colectiva se encuentra de la verdadera naturaleza de la gestión de gobierno, que con sus prácticas tampoco se muestra interesada en sociabilizar un debate que debería involucrarnos a todos, ya que el estado somos todos. Por otro lado cabe también la autocrítica de los actores del campo popular, a quienes nos cuesta abordar la disputa desde lo institucional  una debilidad cuya tendencia, con conciencia, trabajo y organización, debe empezar a revertirse.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada