miércoles, 11 de marzo de 2015

“América Latina es la única región que tiene contestación a la hegemonía del capitalismo”

Lo dijo el docente Pablo Figgeri, de la Universidad Federal de Integración Latinoamericana (UNILa), el pasado viernes 6 de marzo, en un encuentro realizado en la UNLaR para debatir sobre “El Rol de la Universidad en Latinoamérica. Repensando las Ciencias Sociales”.

Junto a Figgeri, además expusieron los docentes Susana Bonetto de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y Fabián Calderón en representación de la UNLaR.

La apertura del encuentro estuvo a cargo del decano del Departamento Académico de Ciencias Sociales, Jurídicas y Económicas, Cr. Jorge Riboldi, quien valoró la integración académica latinoamericana que se llevará adelante a partir de trabajos conjuntos internacionales. Cabe destacar que la actividad fue declarada de interés académico bajo Res. Dep. N° 073.

Por otra parte, Figgeri explicó objetivos y misiones de UNILA, la cual fue creada en el 2010, por el entonces presidente de Brasil, Lula da Silva. En ese sentido, manifestó que se pretende construir desde un pensamiento latinoamericano. “Es un desafío grande, el pensamiento de todos no responde a esa realidad”, indicó. Según el docente -de nacionalidad argentina pero que educa en UNILA-, América Latina es la única región que tiene contestación a la hegemonía del capitalismo liberal, tiene un ejercicio democrático consolidado con orientación popular. “Es necesario acompañar este proceso”, agregó.

Figgeri explicó que para fortalecer el pensamiento latinoamericano se debe recurrir a las fuentes “porque desde allí” se podrá construir algo distinto. Esas tres fuentes son: La reflexión sobre la historia latinoamericana, conocer a los autores latinoamericanos originales y un conocimiento y diálogo profundo con los saberes populares. “Tres puntos que permiten construir pensamiento propio, siempre hemos construido con pensamiento de afuera”, sostuvo.

Por su parte, la docente Susana Bonetto indicó que en las universidades se debe analizar la teoría de la decolonización y de la interculturalidad: “Esta perspectiva tiene dos objetivos claros; decolonizarnos del imperialismo y del colonialismo que hemos sufrido”. Bonetto afirmó que la presencia de los medios expandió el pensamiento de democracia liberal-capitalista que se presenta como la única democracia posible. “Son procesos que han surgido en Europa y Estados Unidos. Cuando nosotros surgimos a la vida independiente fue un proceso político pero no cultural, ni económico. Los que asumen la conducción jurídica institucional del Estado nacional independiente producen estructuras que tratan de ser una copia de los países centrales y no un producto de las tradiciones populares”, manifestó Bonetto.

“El colonialismo interno es el que permite que sin imponer la fuerza nosotros pensemos y defendamos nuestros intereses.  Todo eso requiere una deconstrucción de lo que se llama la colonialidad del poder y del saber. La colonialidad del poder es la que tiene poder económico y militar y la colonialidad del saber es la que asumimos al adoptar enfoques que universalizan el pensamiento liberal capitalista como la única forma racional y civilizada de construir proceso. Erradicar el colonialismo interno que sostiene que una cultura subordina a otra porque la considera inferior y la cultura inferior lo acepta”, aseveró la docente.

Por su parte, el rector de la UNLaR, Fabián Calderón, manifestó que se pretende cambiar un modelo universitario conservador que propone un sujeto aislado y poco vinculado y comprometido con la realidad más próxima. “Hoy estamos convencidos de que tenemos que trabajar profundamente para revertir esa visión. Tenemos que iniciar una ruptura sobre la formación que se tiene para repensar lo que estamos haciendo y que permite reabrir espacios a los saberes que eran malmirados y no capturados, como los saberes populares”.

Calderón dijo que la Universidad Nacional de La Rioja inició el camino del cambio con el primer encuentro de Educación Popular que se concretó el año pasado.  “Hoy la inserción de las universidades en los territorios con programas de extensión, en aportes a políticas públicas habla de la necesidad de formar profesionales donde el sujeto se compromete con la realidad próxima. La pobreza no debe ser un tema menor para las universidades porque allí se legitima la importancia que tiene el saber como un bien público y como un derecho para todos los ciudadanos”, expresó el rector de la UNLaR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada