viernes, 9 de mayo de 2014

¿Quién poda los Viscos?


Es muy común en esta época ver caer las ramas de los viscos de una manera repentina y misteriosa. Si uno se acerca y las observa con atención, verá que las ramas tienen un corte perfectamente circular que nos hace pensar que alguien las cortó utilizando un serrucho. Sin embargo, el culpable de esta poda no es el hombre, sino un escarabajo denominado “Corta Palos” o “serrucho”. Científicos del CRILAR  explican el particular comportamiento de este insecto.

Javier Torréns y Patricio Fidalgo, entomólogos del Centro Regional de Investigaciones Científicas y Transferencia Tecnológica (CRILAR – CONICET) de Anillaco, nos explican que Oncideresgermarii es el nombre científico de este escarabajo (coleóptero), que utiliza las ramas del visco (Acacia visco) y otros árboles como algarrobos (Prosopis flexuosa y P. chilensis) para dejar sus huevos. Los adultos son de aproximadamente 2,0-2,3cm. de largo de color negro a marrón oscuro y cubiertos por pequeños pelos grisáceos, que le dan una apariencia similar a los troncos de los árboles; característica que les permite pasar casi desapercibidos frente a sus predadores.

En otoño, las hembras hacen en las ramas una incisión circular de unos cuantos milímetros a varios centímetros de diámetro, utilizando para ello sus potentes mandíbulas. Luego realizan pequeños y numerosos cortes a lo largo de la rama, donde colocan sus huevos. Con el correr de los días, la rama cae por su propio peso, sin dejar rastros del que provocó dicha “poda”. De estos huevos emergerán luego las larvas del escarabajo, que se alimentarán de la madera haciendo galerías superficiales. Transcurrido un cierto tiempo, estas larvas se convierten en pupas, estado en el cual se transforman por un proceso conocido como metamorfosis en un escarabajo adulto. Estos adultos emergen en la siguiente temporada, entre los meses de marzo y abril, y comienza nuevamente el ciclo.

Este escarabajo fue citado previamente para varias provincias (Catamarca, Chaco, Mendoza, San Juan y Santiago del Estero) y es común encontrarlo en zonas áridas y semiáridas. Como atacan mayormente a plantas aisladas y asoleadas de zonas urbanas, se los considera una plaga; sin embargo este insecto es nativo de nuestro país por lo que lo podemos considerar nuestro “vecino”.

Foto: Hembra de Oncideres cortando una rama de visco               

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada