domingo, 4 de mayo de 2014

1º de Mayo: 30 mil cooperativistas celebraron el Día del Trabajador en todo el país



La Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (Cnct) realizó un Acto Central en los Bosques de Ezeiza, con más de 5 mil personas, mientras que en 20 provincias, desde el Impenetrable Salteño hasta Ushuaia, se llevaron a cabo 24 actos simultáneos, que reunieron unas 30 mil personas en total.


En el Acto central, bajo la consigna “las cooperativas recuperamos el trabajo, recuperamos la dignidad, recuperamos un proyecto de país”, se efectuó un apoyo a los 10 años de políticas de inclusión y se contó con la presencia de funcionarios del Ministerio de Desarrollo Social e intendentes del conurbano. La jornada fue organizada por las federaciones Fecootraun Florencio Varela, Facta, Fecootra, Federart Ensenada, Manuel Belgrano, la Central (CTA- provincia de Buenos Aires), 1° de Mayo de Quilmes, Red Textil Cooperativa y Red Colmena.

Por primera vez el movimiento cooperativo realizó una demostración de fuerza a nivel nacional con semejante contundencia. También fue convocado por la Mesa Nacional de Economía Social y Solidaria, que agrupa a confederaciones de cooperativas, mutuales y pymes. El presidente de la CNCT, Christian Miño, pidió un amplio respaldo a la lucha de los trabajadores del Hotel Bauen y adelantó la participación en el acto de apoyo al proyecto nacional del próximo 25 de Mayo.

"Somos todos trabajadores, tanto los que están en relación de dependencia como nosotros", declaró Miño ante una tribuna colmada de banderas naranjas. "Nosotros somos los que arrancamos en el 2003, hicimos un proceso largo y pasamos momentos difícil con muchísimas necesidades. Gracias a las cooperativas y a la gestión de Néstor Kirchner hoy estamos festejando el Día del Trabajador junto a nuestros hijos".
También comprometió a los funcionarios presentes a brindar su apoyo a los trabajadores del hotel: "Es necesario que todos los sectores firmemos un acta para que el Bauen no vuelva a quedar en manos de sus antiguos dueños".

Los bosques recuperados por cooperativas fueron el escenario de un día soleado en una jornada en la que se recordó el camino realizado por los trabajadores autogestionados pero también en el que se trazaron nuevos desafíos.

La  Ministra de Desarrollo Social de la Nación, Alicia Kirchner realizó una teleconferencia con el auditorio sumándose a los festejos. "Como una trabajadora más me uno a esta celebración que están haciendo. Para mí es un orgullo el compromiso que tiene el movimiento cooperativo, es importante comprender que es el trabajo el que genera la mayor riqueza. Uno de sus representantes, Christian Miño le ha puesto tanto compromiso y nos ha dado muchas satisfacciones tanto como sus pares en este movimiento de la Economía Social". Y agregó: "Mi compañera, Mirta Pulido (titular del Grupo de Abordaje Territorial -GAT- Unidad Ministro) me comentaba esta mañana cómo avanza la obra en Santa Victoria Este en Salta. Ninguna empresa va a trabajar en un paraje. Las cooperativas están finalizando en mayo la entrega de 60 casas en el Pozo de la China. Este es un resumen de lo que significan las cooperativas para la sociedad".

Entre los invitados que tuvieron la palabra, estuvieron el Secretario de Coordinación del Ministerio de Desarrollo, Carlos Castagneto; el presidente del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), Patricio Griffin y el Intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra. También asistió el sindicalista metalúrgico e intendente de Quilmes, Francisco Barba Gutierrez.

Patricio Griffin, del INAES, expresó que "en este camino, nos hemos dado cuenta que la realidad económica y desarrollo de los pueblos y cada barrio del Gran Buenos Aires requiere un esfuerzo conjunto de carácter político, social y económico, no se puede dejar lo económico de lado. Necesitamos que se produzca riqueza y se distribuya lo más equitativamente posible. Eso fue lo que ha logrado el cooperativismo en estos años".
En este sentido, Ariel Guarco, presidente de Cooperar, en representación de la Mesa de Economía Social, afirmó que las cooperativas "fueron capaces de demostrar que somos un movimiento solidario como cuando ocurrió la histórica inundación de La Plata. Demostramos que podemos hacer las cosas igual o mejor que otras empresas". Además agregó: "Las cooperativas vamos a continuar disputando espacios de poder, de mercado. Nos organizamos, y tenemos mucho potencial. Este es un día de fiesta, debemos sentirnos orgullosos de ser parte de este movimiento."

Por otra parte, durante la ceremonia se firmó un Convenio entre la Federación Argentina de Municipios (Fam) y la Cnct. Además, estuvieron presentes representantes de la Mesa Nacional de Economía Social y Solidaria, que agrupa a las confederaciones de cooperativas, mutuales y Pymes.

En el predio había juegos para los más chicos y bandas en vivo para los jóvenes que disfrutaron del show de Tambó Tambó, como de otras bandas locales. El plato del día, como es costumbre, fue locro y empanadas, que compartieron los trabajadores y sus familias que pudieron disfrutar de un día de campo y alegría colectiva.
A continuación reproducimos el Documento leído en cada acto:

Documento de la CNCT por el 1° de Mayo

LAS COOPERATIVAS
RECUPERAMOS EL TRABAJO
RECUPERAMOS LA DIGNIDAD
RECUPERAMOS UN PROYECTO DE PAÍS
A los trabajadores cooperativistas y los asalariados nos une la misma condición, por eso convocamos para el día internacional del trabajo a festejar con una multitud de actos en los más diversos lugares de la patria.
El 1° de mayo conmemoramos el Día internacional del Trabajador. Este día, en 1886, los obreros de Chicago iniciaron una huelga para que la jornada de trabajo se reduzca a 8 horas diarias, pero fueron duramente reprimidos, y sus dirigentes colgados en la horca, lo que motivó una solidaridad internacional. Tres años después, el Congreso Obrero de París declaró el 1° de mayo como el Día del Trabajador. A partir de entonces, la clase trabajadora ha luchado y conquistado numerosos derechos, como la jornada de 8 horas, las vacaciones pagas, aguinaldos, el día de descanso, las jubilaciones, etc.

Pero estos derechos no son “permanentes”, hay que defenderlos todos los días, porque siempre el capital concentrado se encuentra agazapado, esperando la oportunidad para arrebatarlos  y explotarnos cada día más, para de esa manera incrementar sus ganancias. Es clave que aprendamos esta lección, una y otra vez, porque hoy la Argentina vive una situación particular. En esta última década, los trabajadores hemos conquistado numerosos derechos que nos habían sido quitados, primero en la Dictadura militar y después en la nefasta Década de los 90. En los últimos 10 años, el gobierno nacional supo encauzar los reclamos populares en un proyecto basado en la recuperación del trabajo y los derechos sociales. De esta manera, los trabajadores recuperamos las paritarias libres y el país recuperó los fondos de las jubilaciones que habían sido privatizados en los 90 para que los bancos hicieran grandes negociados con nuestro dinero. Hoy esos fondos son el motor del desarrollo del país  y de la obra pública con las que se ven beneficiadas muchas de nuestras cooperativas.
Los programas de promoción y desarrollo para cooperativas son claramente hoy políticas de inclusión, son derechos conquistados por un sector de trabajadores que estaban completamente excluidos del campo laboral. Y podemos seguir enumerando un sinfín de beneficios conquistados, como la Asignación Universal por Hijos, la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que pone un límite importante a los monopolios mediáticos y les abre la puerta a los medios comunitarios, son parte de una extensa lista de derechos conquistados, derechos que debemos defender y profundizar.

Durante la crisis que debilitó el país en la década anterior, fueron surgiendo nuestras cooperativas, no solamente como una forma de organizar el trabajo, sino también como forma de construcción popular y de disputa con el capital en función de los intereses de la sociedad en general. A la idea de que las cooperativas eran una isla que sobrevivía o tenía “éxito” dentro de un sistema injusto y capitalista, se le fue contraponiendo la concepción de organizaciones que contribuyan a transformar a la sociedad en otra más justa y humana.

Todavía tenemos por delante muchos desafíos en este camino inventado por nosotros mismos.

Cargamos una gran deuda en combatir la precariedad en la tenencia de los medios de producción y gozar de condiciones que nos permitan el desarrollo. Y debemos enfrentar a aquellos empresarios que mal utilizan la forma de cooperativa para explotar a los propios trabajadores, generando precarización laboral y evasión impositiva. Para ello necesitamos acciones públicas de control, pero también sabemos que debemos aumentar la conciencia exigiendo participación y democracia en las cooperativas.

Sabemos que partimos de una situación de debilidad respecto al capital, que hace que nos cueste afianzar el crecimiento y nos limita para lograr mejores condiciones. Pero debemos dar la disputa con el capital concentrado, formando redes sectoriales, mercados populares y encadenamientos productivos, para intervenir cada vez más y mejor en el mercado, sentando las bases de otra economía y lograr así mayores condiciones de vida para los trabajadores autogestionados.

Hoy vemos cómo sacan pecho las grandes corporaciones, con sus gerentes de turno devenidos a políticos, esperando que llegue el tan mentado fin de ciclo y vengan a quitarnos todos los derechos conquistados en esta Década Ganada.

No hay cooperativismo sin un proyecto de país, y no hay proyecto de país si no nos involucramos y asumimos un compromiso político.

Nuestra tarea es defender las conquistas obtenidas y no dar un paso atrás en el camino ya recorrido, no podemos volver a décadas pasadas de hambre y miseria para los trabajadores y para los más desposeídos. Ésta es la hora de defender lo conquistado con unidad y organización. Tarea que en nuestro sector toma cuerpo en la CNCT, la organización más importante que han logrado formar los trabajadores autogestionados  a lo largo de su historia.

Por eso, compañeros, hagamos fuerte esta organización, hagamos una CNCT poderosa  para defender lo conquistado y seguir obteniendo más derechos. Porque los trabajadores somos fuertes, somos luchadores, somos capaces, pero si nos unimos, como lo estamos haciendo en la CNCT, los trabajadores somos invencibles.

Este acto que celebramos hoy expresa un salto organizativo muy importante para nuestra organización, porque representa el compromiso de más de 20 mil trabajadores, que integramos 1400 cooperativas, organizados en 35 federaciones, que nos arremangamos y salimos a decirle a la sociedad que estamos construyendo “otra economía”.

Esto significa constituir empresas y realizar actividades económicas que no prioricen el capital sino las necesidades del pueblo. Y en ese camino nos encontramos con las confederaciones de cooperativas, mutuales y pymes, con quienes hemos conformado la Mesa Nacional de Economía Social y Solidaria.

Este 1° de mayo festejamos por todo lo que hemos conquistado, pero también para mostrar que tenemos la fuerza necesaria para defenderlo.

Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada