jueves, 29 de mayo de 2014

45º aniversario del Cordobazo (1969 - 29 de mayo - 2014)


Por Expresos políticos de La Rioja - A cuarenta y cinco años del Cordobazo reivindicamos lo que sin duda constituye uno de los acontecimientos más importantes del siglo XX. Fundamentalmente la unidad del movimiento obrero estudiantil y el conjunto del pueblo cordobés rebelado contra la opresión que se ejercía sobre él y sobre todos las organizaciones obreras populares por parte de la dictadura autodenominada Revolución Argentina encabezada por el General Onganía a partir de 1966.

“Siempre es necesario encontrar las coincidencias para la acción y para la lucha en base a la unidad. Con ello lograremos los triunfos que anhelamos, como nos enseña la historia del movimiento obrero”.
Agustín Tosco

Como tantos otros golpes cívicos militares, usurparon el poder para quitar, condicionar y eliminar a través de la represión los importantes derechos conquistados por el pueblo argentino en años de luchas y sacrificios.

El Cordobazo fue la herida de muerte para el régimen dictatorial. En la definición de Tosco, uno de sus principales protagonistas, “el Cordobazo es la expresión militante del más alto nivel cuantitativo y cualitativo de la toma de conciencia de un pueblo, en relación a que se encuentra oprimido, y a que quiere liberarse para construir una vida mejor, porque sabe que puede vivirla, y se lo impiden quienes especulan y se benefician con su postergación y su frustración de todos los días”.

Y decimos que fue la herida de muerte del régimen de Onganía porque con él se rompen las aspiraciones del Partido Militar, la burocracia sindical y las patronales.

Comienza así una serie de verdaderas insurrecciones populares a lo largo de todo el país, como el Mendozazo, en Malargue, en General Roca y Cipolleti, en el Chaco, Formosa, Misiones, Tucumán y en nuestra propia provincia.

En realidad, todo este proceso de movilización fue el más alto desarrollo que tuvo la lucha social, sindical y política para ese momento histórico.

A 45 años creemos que hay mucho por estudiar, por aprender, por debatir y sobre todo por actuar hoy, en esta nueva realidad. Para consolidar lo que logramos y todo aquello que queda por conquistar. El mensaje de la historia nos indica el hecho de que aquello que se pudo soñar, construir y producir un cambio profundo nos señala la certeza de que lo podemos recrear y construir en un nuevo contexto.

El legado de principios éticos, morales y políticos de un sindicalismo clasista, de liberación. El legado de una generación de luchadores sociales y políticos comprometidos con los intereses de la clase obrera y el conjunto del pueblo.

El legado de la juventud y los demócratas más consecuentes activando en las más diversas luchas nos permite decir que creemos que no sólo es posible la unidad sino también construir una manera nueva de hacer política, sin mezquindades, oportunismos y golpes bajos.

Superando la proyección individual en una construcción colectiva.

En esta renovada participación de hombres, mujeres y jóvenes se va desarrollando el camino que marcan las nuevas experiencias. Un nueva construcción, y en definitiva, una nueva manera de hacer política.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada