martes, 30 de junio de 2015

Opinión: “Exigimos que Milani sea citado a declaración indagatoria”

Por Ex Presos Políticos - “Repudiamos toda maniobra dilatoria que persigue la impunidad de los responsables de la desaparición de Alberto Ledo, las amenazas recibidas por sus familiares y las abogadas querellantes, y convocamos a todos los riojanos de buena voluntad, agrupaciones populares, civiles, gremiales, políticas y de derechos humanos a acompañar este reclamo de justicia.”

Treinta y nueve años de lucha de las Madres, Abuelas, sobrevivientes, organismos de Derechos Humanos y del conjunto del pueblo argentino por el rescate de la verdad histórica y el juicio y castigo a los responsables del terrorismo de Estado genocida evidenciaron a través de la movilización popular y los juicios por crímenes de lesa humanidad, la responsabilidad del accionar de los militares, la participación de civiles, empresarios, miembros de la jerarquía eclesiástica. Fue esa lucha popular la que dio por tierra con las leyes de impunidad, Obediencia Debida y Punto Final. Y la indignidad del indulto a los genocidas.

Más de ciento treinta juicios por crímenes de lesa humanidad a lo largo y ancho del país, con la participación relevante del testimonio de familiares, compañeros, ex presos políticos y organismos de Derechos Humanos, fue mostrando esta responsabilidad general de los represores y sus aliados y cómplices; el plan sistemático de represión y exterminio a todos los posibles opositores a los planes de terror, miseria y hambre que impusieron a sangre y fuego los genocidas.

En la calle se sostuvo el juzgamiento a los responsables intelectuales, políticos ideológicos y de la ejecución de ese plan y se establecieron las condiciones para juzgar a los militares, sus mandantes. Y así arribamos a juzgar a los miembros del aparato de inteligencia de las fuerzas conjuntas, a los miembros del Poder Judicial, a los empresarios beneficiarios de las políticas neoliberales con ajuste y represión establecidas por la dictadura genocida.

El carácter político del proceso que detallamos, es el que permite entender el marco en que se desarrollan estos juicios. Y es donde se evidencia que el juzgamiento a todos y cada uno de los represores adquiere una dimensión ética, jurídica y política. En este contexto queda inscripta nuestra lucha y la lucha de los familiares del compañero Alberto Ledo para juzgar a todos los responsables de su desaparición.

Nuestra Provincia quedó incorporada a la Zona 3 junto a otras diez provincias del NOA y Cuyo, bajo el comando del Tercer Cuerpo de Ejército, Subzona 3, Area 314. Esta área quedó bajo el comando del BIC 141, hoy Regimiento 15 de Infantería con asiento en nuestra ciudad. A esta institución militar ingresó en febrero de 1976 Alberto Ledo para cumplir con el servicio militar.

El estudiaba Licenciatura en Historia en la Universidad de Tucumán y militaba en el frente estudiantil por un cambio revolucionario de la sociedad, a favor de los oprimidos. Según los testimonios que avalamos y acompañamos, bajo Bandera se desempeñó como asistente del hoy general Milani. Estos testimonios brindados en la causa dan cuenta de las tareas de inteligencia realizados por Milani sobre Alberto y el conjunto de soldados. En el juicio por el asesinato del conscripto Villafañe, un oficial del Ejército declaró que “Villafañe era asistido políticamente por Ledo”.

El 20 de mayo de 1976 Alberto Ledo es llevado a Tucumán en una comisión militar encabezada por el capitán Sanguinetti, actualmente detenido, y los oficiales Milani y Molina. Ese fue el momento que la inteligencia militar empleó para hacer desaparecer a Alberto Ledo el 17 de junio de 1976. Como sucedió con más de doscientos soldados bajo bandera; para ocultar su desaparición se labró un acta de deserción.

Esa acta la firmó Milani. Los testimonios dan cuenta que Alberto, en la ciudad de Monteros, fue sacado esa noche tres veces de ronda. La tercera no volvió y sus compañeros recibieron órdenes de juntar las pertenencias de nuestro compañero. Esa acta, los testimonios de soldados, las denuncias de expresos políticos sobre la participación de Milani en la represión en La Rioja avalan nuestra exigencia de juicio y castigo para Milani, como engranaje esencial de la maquinaria de poder que hizo desaparecer a treinta mil compañeros, torturas, violaciones, robo de niños y mil atrocidades más contra los trabajadores, los estudiantes, los jóvenes. Contra el conjunto del pueblo argentino.

Exigimos que Milani, primer oficial de Inteligencia, ascendido a jefe del Ejército, sea citado a declaración indagatoria por el juez Federal de Tucumán Dr. Daniel Bejas, que tiene demorada la investigación de la desaparición de Alberto Ledo. Que se haga lugar al justo reclamo de Marcela y Graciela Ledo, del fiscal Federal Britos y de las abogadas representantes de la querella particular establecida por los familiares de Alberto. Hoy acompañadas en la figura procesal Amicus Curaie por organizaciones políticas, gremiales y de derechos humanos de todo el país.

Repudiamos toda maniobra dilatoria que persigue la impunidad de los responsables de la desaparición de Alberto Ledo, las amenazas recibidas por sus familiares y las abogadas querellantes, y convocamos a todos los riojanos de buena voluntad, agrupaciones populares, civiles, gremiales, políticas y de derechos humanos a acompañar este reclamo de justicia. Redoblar los esfuerzos para el cese de impunidad y exigencia de justicia ya, nuestro aporte a la democracia y a la paz que es un logro de los trabajadores y el pueblo en estos largos años de lucha.

Nota relacionada:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada