jueves, 8 de octubre de 2015

DDHH: Confirmaron que el Regimiento de Infantería era un centro de detención clandestina


María Elisa Reynoso, abogada de expresos políticos, se refirió al avance de la Megacuasa La Rioja que enjuicia a 15 militares, policías y civiles que actuaron en el genocidio de 1976. La letrada comentó que luego de la inspección ocular en el ex batallón 141, ahora Regimiento de Infantería Mecanizado, confirmaron que funcionaba como centro de detención clandestino y se investiga si allí se cometió el crimen de uno de los detenidos desaparecidos por la dictadura. El juicio culminaría en abril del 2016.

Reynoso es una de las querellantes junto a Viviana Reynoso y Adriana Mercado Luna. Representan a Roberto Romero, Carlos Lanzilotto, Lucila Maraga, Plutarco Schaller entre otras víctimas del Terrorismo de Estado.

"Los testimonios fueron contundentes, claros y positivos. Con mucho detalle acerca de la trayectoria de la tortura y privación ilegítima de la libertad en contra de nuestros representados", indicó.

Comentó que los testigos víctimas se refirieron a los lugares donde funcionaron los centros clandestinos de detención, resaltando la inspección ocular en el Regimiento donde se probó que funcionó como uno de los centros, donde estuvieron dos testigos: Illanes y Schaller.

"La participación civil recae fundamentalmente en el ex juez federal Roberto Catalán: los testigos recuerdan la participación del ex magistrado en las indagatorias y cuando fueron apremiados en su presencia", aseguró la letrada por otro lado.

Britos, Vilte y el “Bruja” Romero, ya fallecido, fueron los más nombrados como quienes llevaron a cabo las torturas.


"Vamos probando cada uno de los hechos y las imputaciones realizadas en el auto de elevación", consignó.

Se trata de 15 genocidas sentados en el banquillo, que en principio eran 18 y por razones de salud fueron separados del debate oral y público ante el tribunal Oral Federal.

Anunció que quedan algunos testigos que pasaron por el Batallón 141, ahora Ejército de Infantería Mecanizado.

Todavía falta el testimonio de Oscar Schaller, hijo de Plutarco que fue detenido y torturado en el batallón.

"No sabemos si los asesinatos se cometían ahí porque en el caso de Díaz Romero desaparece luego de estar detenido en el Batallón", expresó, resaltando que "es un homicidio".

Respecto del ritmo del proceso dijo que estiman que en abril o mayo del año 2016 recién se conocerán los alegatos de las partes, porque faltan inspecciones en otros lugares como el IRS donde transcurrió la vida de tortura de la mayoría de los testigos víctimas que fueron alrededor de 50 desde marzo del 76 a octubre, donde sale el primer traslado a Sierra Chica.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada