viernes, 16 de octubre de 2015

Conflicto con MIDAIS: Infantería reprimió a manifestantes que subieron por el Río Blanco


Vecinos de Famatina fueron reprimidos por la policía de la provincia cuando intentaban avanzar hacia un emprendimiento minero ubicado en la localidad de Ángulos. Lo hacían para reclamar su desmantelamiento. Policías de infantería golpearon y dispararon balas de goma hiriendo a veinticinco personas. El Gobierno Provincial justificó el accionar policial. Anoche hubo una manifestación ambientalista frente a Casa de Gobierno. El obispo, Marcelo Colombo, hizo llegar su apoyo a los vecinos. El próximo martes vuelven a movilizar.

Vecinos de Famatina fueron reprimidos por la policía de la provincia cuando intentaban avanzar hacia un emprendimiento minero ubicado en la localidad de Ángulos, departamento Famatina.


Lo hacían para reclamar su desmantelamiento ya que consideran que la actividad afecta el normal desarrollo de la comunidad y el medio ambiente. Policías de infantería golpearon y dispararon balas de goma hiriendo a veinticinco personas.


El gobierno provincial justificó el accionar policial hablando de un supuesto enfrentamiento que los vecinos negaron. Además se amparó en una restricción judicial que pesa sobre casi cincuenta personas y que les impide acercarse a menos de tres kilómetros del dueño de la empresa.


Hablamos con Andrés Cejas integrante de la Asamblea La Rioja Capital, una de las víctimas de la represión: “la policía tenía alrededor de 50 efectivos armados  con escudos, palos, gases y escopetas de hithacas con balas de goma. Todo para custodiar a una sola persona, que es este señor Urtubey, que esta saqueando las arenas del Río Blanco. Sabemos que esta minería a pequeña escala es una llave para luego vender este emprendimiento a una empresa más grande” destacó Cejas para LA BOCONA.

Recordamos que la empresa salteña MIDAIS S.H. está instalada y trabajando en la localidad de Ángulos departamento Famatina. Extrae arenas del lecho del río Blanco que luego procesa utilizando químicos tóxicos para el medio ambiente y la población.

El Famatina No se toca

El pueblo de Famatina ya expulsó de su territorio a Barrick Gold en el 2008 y a Osisko en 2012, dos de las más grandes empresas megamineras del mundo y muchos de sus pobladores han sido criminalizados por la justicia provincial.


Mientras tanto los vecinos planean continuar con su lucha, así lo explicaba Andrés Cejas a LA BOCONA “el corte va a seguir firme en la zona por tiempo indeterminado hasta que la minera se vaya” señalo el asambleísta.

Marcha en Plaza 25 de mayo



Anoche una manifestación ambientalista de la que participaron cerca de mil personas se congrego frente a Casa de Gobierno, de la capital provincial, para repudiar la represión contra los vecinos de Famatina y pedir la expulsión de la minera.  En la oportunidad el obispo Marcelo Colombo hizo llegar su apoyo a los vecinos y asambleístas mediante una carta que fue leída en público para los presentes.

Transcendió desde las asambleas la convocatoria a una nueva manifestación a la Plaza 25 de Mayo de la ciudad Capital el próximo martes a las 19 horas.

La Carta del Obispo

Ante los recientes sucesos acontecidos en la localidad de Ángulos, del Departamento Famatina, deseo manifestar mi profundo dolor y preocupación. La violencia en cualquiera de sus formas daña la comunidad política que constituimos y nos debilita como sociedad, engendrando mayores males que es preciso detener a partir del diálogo y el ejercicio de la responsabilidad política de todos los sectores.

En el contexto de lo sucedido, pido a las autoridades que se implementen aquellas medidas que salvaguarden efectivamente la seguridad de la población afectada por el conflicto. Recientemente en ocasión del Día de Oración por el cuidado de la Creación manifesté:

“Toda decisión que comprometa la vida común a partir de una obra pública, un emprendimiento empresario o alguna forma de inversión productiva, requiere la reflexión de la sociedad que debe dar su parecer a través de consultas oportunamente efectuadas.”

La cuestión de la preservación del agua no debiera considerarse un “problema de Famatina” y sus pobladores. Es una causa de todos los riojanos. Lo sucedido en Jáchal, en la hermana provincia de San Juan tendría que ayudarnos en la toma de decisiones razonables sobre la utilización de los cursos de agua. A la escasez crónica de agua que nos afecta, podríamos agravarla dramáticamente a partir de su eventual envenenamiento por contaminación. No hay desarrollo posible en el futuro para esta provincia sin cuidar el agua que es vital para nuestra vida. ¡Nosotros somos esa agua!

Concluyo con las palabras del Papa Francisco en el 2do encuentro de movimientos populares que tuvo lugar en Bolivia en el pasado mes de julio:

“No se puede permitir que ciertos intereses –que son globales pero no universales– se impongan, sometan a los Estados y organismos internacionales, y continúen destruyendo la creación. Los pueblos y sus movimientos están llamados a clamar, a movilizarse, a exigir –pacífica pero tenazmente– la adopción urgente de medidas apropiadas. “

El Niño Jesús de Gualco, nuestro Niño Alcalde y buen Pastor nos ayude en la consecución trabajosa pero siempre apasionante del bien común.

La Rioja, 15 de octubre de 2015.

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada