viernes, 11 de febrero de 2011

Nuestros yuyos: EL PAICO


No crece en las altas cimas de los cerros, como los arrogantes yuyos cordilleranos, no. El es domestico como los gatos. Aparece un día sin saber de dónde vino, entre las acelgas de tu huerta, traído quizás por algún pájaro andariego o por el viento Zonda. Ahí se aquerencia regalándote su aroma dulzón para ganarse tu confianza. No se te ocurra llamarle “maleza” en presencia de una abuela, mucho menos arrancarlo de cuajo (no te lo perdonará).

Hecha la presentación y advertencia, pasaremos a la descripción formal y utilidades medicinales del susodicho:

Planta herbácea, anual, o perenne, muy aromática, de tallo erguido de hasta 1 m de altura, glabro, con surcos longitudinales poco profundos, anguloso, ramoso, verde con líneas blanquecinas o rosáceos.

Hojas ascendentes, atenuadas en pecíolo corto, oblongo-lanceoladas, más o menos agudas, irregularmente sinuoso-dentadas o casi enteras, delgadas, glabras, a veces tenuemente pubescentes, glandulosas en la cara inferior; las hojas superiores son lanceolo-lineares, más agudas y enteras y, todas de color verde muy intenso.
Flores aglomeradas, pequeñas, de 1 mm de diámetro o un poco mayor, reunidas en racimos foliosos, espiciformes, glabros, hermafroditas por lo regular y rara vez femeninas por abortamiento.

Fruto ovoideo, de menos de 1 mm, comprimido, perfectamente envuelto por el cáliz; semillas lisa, color negro brillante, lustroso, lenticular, horizontal o más o menos vertical.

Las hojas tienen sabor aromático, más notorio y algo desagradable en las sumidades floríferas.

HABITAT

Originaria de la América tropical, se la encuentra difundida por todo el país y se han señalado formas para nuestra Patagonia. Se halla naturalizada en todas las regiones templadas del mundo.

Ha sido cultivada en Europa desde principios del siglo XVII para utilizarla como té, en donde se propagó, especialmente, por la región mediterránea.

PROPORCIONA NUTRIEMNTES Y CALORIAS

El paico es una de las plantas más estudiadas por investigadores peruanos y de otros países del mundo. Es utilizado en la alimentación desde la época prehispánica (siglo XVII). Según los expertos en el tema cada 100 gr. de sus hojas contiene 5gr. de proteínas, 9.2 gr. de carbohidratos, 459 mg de calcio, 65 mg de fósforo y 6.3 mg de hierro, constituyendo un alimento que proporciona nutrientes y calorías. Por sus propiedades nutritivas y digestivas y carminativas, es actualmente usado como un importante alimento.


Por su conocida acción antiespasmódica (sirve para calmar lso espasmos) y carminativa (favorece la expulsión de los gases) , es usada para aliviar las molestias digestivas, cólicos de gases y para la expulsión de los gusanos intestinales. También es usado como vulnerario (medicina alcohólica para curar las llagas y heridas). 

 

El peligro de los parásitos intestinales se debe a que su acción nociva y patológica no sólo lo realizan a nivel intestinal puesto que para alcanzar su estado adulto, pasan previamente por estados larvarios y estas larvas por lo general hacen un recorrido por diversos órganos vitales como pulmones, corazón, cerebro. En algunos casos, las larvas se localizan de manera definitiva en alguno de estos órganos, con sus correspondientes consecuencias por ejemplo, la larva de la solitaria (Taenia solium) que llega a alojarse en el cerebro humano causando cisticercosis.

Los parásitos intestinales más comunes y abundantes son los helmintos (nematodos, tremátodos y céstodos) . Se piensa que existen en los vertebrados, mas de 80,000 especies de estos parásitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada