viernes, 14 de septiembre de 2012

'Menéndez se negó a rezar un Padrenuestro con Angelelli'


El genocida Menéndez se descompensó este viernes, en momentos en que el testigo Juan Aurelio Ortiz (ex sacerdote) declaraba que el obispo asesinado Enrique Angelelli le pidió rezar un Padrenuestro en conjunto, "porque pensamos diferentes pero somos cristianos", y el militar se negó, "no lo hago con subversivos". Ortiz también comenzó a mencionar y comprometer personas de aquel tiempo, y Menéndez se descompensó. Además el Tribunal Oral Federal de La Rioja resolvió que el represor podrá seguir el juicio desde Córdoba por teleconferencia.
Menéndez seguirá el juicio que se le lleva en La Rioja desde Córdoba por teleconferencia

La Rioja, 14 de Septiembre (Télam). El Tribunal Oral Federal de La Rioja resolvió que el multicondenado represor Luciano Benjamín Menéndez podrá seguir por “teleconferencia” desde Córdoba, el juicio en el que se investigan los asesinatos de los curas Carlos Murias y Gabriel Longueville, en el que se encuentra imputado.

El Tribunal basó su decisión en la salud del ex jefe del Tercer Cuerpo del ejército durante la última dictadura militar, alegando que en la sala de audiencias no se cuenta "con profesionales médicos" para brindarle atención.

La audiencia del día de la fecha, comenzó con la declaración del testigo Aurelio Ortiz (ex sacerdote) pero a los pocos minutos de comenzada su declaración, el imputado Menéndez sufrió "una nueva descompensación" por lo que tuvo que ser atendido por el servicio de emergencias.

En ese marco, el médico que atendió al ex represor solicitó su traslado al hospital público `Enrique Vera Barros´ por lo cual la audiencia se tuvo que pasar a un cuarto intermedio.

Cerca de las 13 horas, el tribunal recibió un informe médico que determinó que el imputado presentaba "hipertensión arterial y disnea derivado de su enfermedad pulmonar debiendo recibir nebulizaciones cada dos horas".

Luego de un breve receso, el Tribunal Superior resolvió "no hacer lugar al pedido de apartamiento en la presente causa” y el traslado del enjuiciado a “su domicilio particular en la ciudad de Córdoba para seguir participando los días de audiencias mediante el sistema de teleconferencia desde los tribunales federales de esa ciudad".

Previamente, el hospital provincial de La Rioja había manifestado su imposibilidad de enviar un médico cardiólogo y un neumonólogo para las audiencias de hoy por lo que el próximo jueves proseguirá el debate.

Anteriormente, el ex sacerdote y secretario de la curia riojana, Aurelio Ortiz comenzó su declaración señalando que "en esa época estábamos muy controlados y nos seguían a todos lados y un policía amigo me contó cómo era la metodología hacia el seguimiento nuestro".

Sobre el asesinato de los curas Carlos Murias y Gabriel Longyueville, conocidos como los “mártires de Chamical” Ortiz expresó que "nosotros nos enteramos a través de monseñor (Enrique) Angelelli quien nos comentó que andaba averiguando como habían sido los hechos y le dijeron que en el cuerpo de los sacerdotes había un papel escrito que decía que `los próximos candidatos son dos monjas (Juana Romero de Yampay era una) y dos sacerdotes entre ellos Arturo Pinto (chofer de Angelelli el día de su asesinato)".

Ortiz continuó: "Nunca supimos quienes fueron los que mataron a Carlos y a Gabriel, se comentaba que era una interna entre el jefe de la Base Aérea de Chamical Lázaro Aguirre y su segundo el vicecomodoro (Luis) Estrella, porque aparentemente entre ellos no había una buena relación".

"El ex sacerdote recordó además al obispo Angelelli expresando que "era un genio, una vez tenía una reunión de la pastoral en Córdoba y me pidió a mí que era un pinche que le diera una leída y lo corrigiera si hacía falta; con él comenzábamos una nueva etapa".

La querella por parte de la secretaría de Derechos Humanos de la provincia le preguntó si era verdad que el obispo Angelelli llevaba el día de su muerte (dos semanas después del crimen de los Mártires de Chamical) una carpeta que contenía datos sobre los posibles asesinos de los curas, a lo que Ortiz respondió que "no, solamente llevaba documentación oficial de la iglesia y unos apuntes de los temas que tenía que tratar en sus reuniones o con quién debía hablar por temas inherentes a la iglesia". (Télam)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada