miércoles, 24 de julio de 2013

MUSTIAS FLORES DE JULIO

Por Félix R. Guerrero - Aceptando que las ideas surgen en un contexto político, económico, social y cultural determinados  y que los acontecimientos históricos vividos en las últimas décadas han aportado abundante material para el aprendizaje vía maduración o vía escarmiento crudo y bruto, deberíamos tener, al presente, una explicación más o menos decorosa y cierta de lo que nos pasa como país, y como pueblos golpeados por la irracionalidad capitalista.


Tenemos, ello es cierto, naciones corrompidas,
A los antiguos pueblos de ignorado esplendor:
Los rostros devorados por las llagas cordiales
Y algo que llamaríamos desmayadas bellezas;
BAUDELAIRE

En este mes de Julio comenzamos a inscribir un afligido  inventario de siniestras flores del mal:

  • Elecciones que se presentan más seguras como amenaza que como promesa (el mal se remoza.)
  • El pasado aciago quiere reciclarse (habemus Cesar Milani).
  • Cae un Diablo rojo, y un Diablo amarillo conspira en los desagües (¿habemus Macri power?).Las vacas muertas de la Presidenta quieren multiplicarse con la mortal ayuda del  Fracking y las multinacionales nos hacen fucking (póngase las pilas con el medio ambiente, presi. Basta ya de capitalismo irresponsable).
  • Y acá en La Rioja chayera, se sigue chayando con los votos cautivos.

De las ideas que tienen los pueblos sobre su destino y de las ideas que tienen los gobernantes de sus ambiciones podríamos sacar valiosas enseñanzas, si no fuesen estos tan hábiles en el arte de tejer trampas, ni aquellos tan predispuestos a la esperanza devaluada.

En el último tamo del presente mes de Julio han florecido, a la vera de las acequias flores con pétalos de carámbanos, cristales tardíos de este invierno retrasado por el  sobre calentamiento global. Empero estas álgidas flores pueden ser nada más que una tregua del enloquecido verano postmoderno.

Sentada en la vereda de la escuela primaria, una niña costeña explora su pequeña computadora Laptop buscando algo indefinido, acaso los hilos con que se tejerá su futuro. Mientras aparta un importuno mechón que cae sobre sus ojos, su inocente continente se aferra tenazmente a ese atisbo de esperanza.


Son ella y su inocencia, las flores más bellas de este Julio del 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada