miércoles, 17 de julio de 2013

Memoria, verdad y justicia

El jueves 18 de julio a las 20:00 Hs la Asociación Madres de Plaza de Mayo filial La Rioja, junto a los Ex Presos Políticos, marcharán a la plaza principal de la provincia exigiendo la reapertura de la causa judicial que investiga la desaparición de Alberto Agapito Ledo, hijo de Marcela Ledo titular de Madres La Rioja. La convocatoria está hecha a todos los sectores que quieran acompañarla. La causa involucraría al nuevo Jefe del Ejército, César Milani.


La familia del soldado Alberto Agapito Ledo, desaparecido en Tucumán   en 1976 cuando era asistente del hoy jefe del Ejército, general de división César Milani, pidió que se reactive la causa judicial para saber qué pasó con el joven conscripto. Marcela de Ledo, madre del conscripto y presidenta de Madres de Plaza de Mayo de La Rioja, indicó que el joven estaba bajo las órdenes de Milani cuando el actual titular del Ejército era subteniente en el Batallón de Ingenieros de Construcciones 141 de La Rioja, unidad que había sido enviada a Tucumán para integrar el Operativo Independencia. La causa en la justicia federal de Tucumán, sobre la desaparición de Alberto Ledo, tiene tres acusados, el entonces capitán Sanguinetti, y los subtenientes Milani y Molina, con "falta de mérito" según el fiscal Camuña. Esta falta de investigaciòn por parte de Fiscalía, permitió que la aprobación en el Senado, en el año 2010, del ascenso de Milani a general de división. Cristina lo designó el 2 de julio, como jefe de la fuerza Ejército.


Marcela de Ledo explicó que en ese momento no sabía que Milani había estado en La Rioja sino en los últimos días con la información periodística pudo asociar con mejor comprensión ese dato del jefe del ejército.

En ese sentido, dijo que “en este momento no hay causa abierta” y por eso, adelantó que después de la feria judicial quiere que se reactive la causa porque a su entender y con los últimos acontecimientos periodísticos habría testigos que pueden aportar a la cuestión legal.

Alberto Ledo, cuando tenía 21 años y estudiaba Historia y cumplía el servicio militar obligatorio en el Batallón de Ingenieros de Construcciones 141, con asiento en La Rioja.

“Junto
a otros soldados, Ledo fue trasladado a la Unidad de Operaciones Antiterroristas ubicada en la localidad tucumana de Monteros”, añadió la mujer.

La noche del 17 de junio de 1976, Ledo fue requerido por un capitán de apellido Sanguinetti para hacer una recorrida nocturna, regresaron minutos después, y volvieron a repetir la rutina hasta que en la tercera oportunidad sólo regresó el oficial. Al desconocerse el paradero de Ledo, el 4 de julio de 1976, Marcela, madre del soldado, pidió informaciones al Ejército y verbalmente le dijeron que su hijo había “desertado” del servicio obligatorio militar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada