lunes, 8 de julio de 2013

Editorial: El interpelado es el periodismo


Poco sorprende el fallo de la Cámara Cuarta en lo Civil, Comercial y de Minas haciendo lugar a una medida cautelar impuesta por el ministro Bosetti contra Medios Rioja. El desempeño de la justicia riojana deja mucho que desear en materia de independencia de poderes. Nos solidarizamos con los periodistas agraviados. Pero también llamamos a poner el ojo en la calidad periodística de los medios riojanos opositores, en una provincia donde la responsabilidad y la excelencia son materias ausentes en muchos medios de comunicación.

Si bien el fallo de la cámara no hace alusión directa a la censura debe ser interpretado como un metamensaje del ministro Bosetti y de todo el gobierno provincial hacia los medios. Sacar de la grilla del cable al Canal 5 de Chilecito hace poco tiempo marcó un antecedente extraordinario del cual los medios de comunicación deben estar alertas. Las presiones directas e indirectas del gobierno, el manejo discrecional de la pauta oficial, el monopolio de la información que se hace desde la prensa escrita, hablan de un estado provincial que mantiene muchas deudas con la libertad de expresión y, peor aún, con el cumplimiento efectivo de la ley de SCA 26.522. Radio La Bocona fue varias veces objeto de persecución de parte del intendente Marcelo Del Moral recibiendo amenaza de cartas documento a modo de intimidación. Persecución que supera el ámbito de la prensa, ya que los grupos ambientalistas que realizan murales en la ciudad también son objeto de constante hostigamiento por la policía, sólo por poner un ejemplo.

Creemos que es un gran debate pendiente de todos los medios independientes, autónomos y opositores al gobierno provincial el de la libertad de expresión en la provincia. No es un tema menor cuando en el país se sancionó una ley que invalida las pautas comunicativas impuestas por la última dictadura militar y propone nada menos que democratizar, como nunca antes en la historia, la comunicación audiovisual en la República Argentina.

Pero también está planteado el desafío a los medios de comunicación de poder estar a la altura del nuevo momento histórico. El periodismo que pretende ser autónomo u opositor está siendo interpelado por su falta de seriedad en el manejo de la información, parcialidad a la inversa, pobreza de contenidos y ausencia de responsabilidad y creatividad estilística. La provincia de La Rioja  fue en un momento cantera de grandes periodistas que hoy forman parte de la historia por su compromiso político, no con un sector en particular, sino con toda la sociedad. En El Independiente trabajaron periodistas de la talla de Alipio Paoletti, Guillermo Alfieri, Daniel Moyano, Ricardo Mercado Luna, Mario Paoletti, sólo para nombrar algunos. Todas personas de una integridad intachable.

Hay que armarse hasta los dientes ante la política autoritaria del gobernador. Pero nada nos impide hacerlo pensando en la sociedad, respetando la inteligencia de nuestros oyentes y/o lectores, homenajeando a los grandes periodistas que contamos entre nuestra historia. He ahí una digna tarea del periodismo riojano. Cumplida, que vengan todos los ataques que quieran. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada