jueves, 6 de noviembre de 2014

Opinión: Chuquis ¿tierra de nadie?


La tala indiscriminada de árboles y la falta de control en las dimensiones de los terrenos  hicieron reaccionar a la comunidad del pueblo azul.  Días atrás los vecinos hicieron una nota al Concejo Deliberante (03.10.14) y también una carta a los medios (18.10.14) pero el Estado municipal sigue guardando silencio y dejó que públicamente se enajene lo que legalmente pertenece al pueblo.

Carta para los medios de comunicación

“En tiempos en que los medios de comunicación ocupan un lugar central en la sociedad, acudimos a los medios, con la esperanza de encontrar eco a las palabras con las que describiremos lo sucedido en Chuquis (Dpto. Castro Barros), el 30 de septiembre pasado.

En el extremo noroeste de la plaza principal, subiendo por la calle lateral, estuvieron desde hace décadas, tres terebintos de grandes dimensiones. La persona que reside desde principio de este año en la propiedad colindante -se desconoce si como propietaria o terrateniente- tomó la decisión de talar los árboles. Al observar que desde días anteriores comenzó a cortar gajos, se le solicitó que no lo hiciera, respondiendo que estaban dentro de su terreno.

El día mencionado con la ayuda de peones, comenzó la tarea de hacer desaparecer los árboles; de inmediato se dio aviso al secretario de Servicios Públicos de la Municipalidad departamental, realizando también una exposición policial. Hasta que los agentes de seguridad vinieron, ya la tarea estaba casi concluida; el secretario de Servicios Públicos, vino al día siguiente y el día 6 de octubre visitó nuevamente el lugar y autorizó a cortar los gajos restantes. A la fecha, el nuevo vecino está colocando postes con la clara intención de agregar metros al terreno adquirido, extendiéndolo hacia la calle.

Son dos temas alarmantes y recurrentes, la tala de árboles y vegetación y cómo los nuevos propietarios dan a los terrenos las dimensiones que se les antojan, con la impunidad que otorga la falta de control de las autoridades responsables.

Ante la triste realidad de ver cómo el paisaje cambió de repente, el estado en que quedaron los árboles. Cómo alguien que no es de Chuquis actuó con tal desprecio y cómo quienes contando con autoridad no hicieron nada para evitarlo, se hizo circular una nota para presentar ante el Concejo Deliberante, que dice en sus párrafos centrales “Los abajo firmantes, vecinos de esta localidad venimos ante ustedes para exponer nuestra profunda preocupación, al constatar el modo cómo algunas personas están apropiándose de los espacios públicos, con la colocación de alambre perimetral sin respetar la línea original. También, la tala indiscriminada de los terebintos en la vereda norte de la Calle n° 2 de la casa, que perteneciera a la familia Toledo (…) Veríamos con agrado que el municipio haga respetar los espacios públicos, porque así lo exige la Justicia y los sentimientos del pueblo de Chuquis.”

Esta nota fue presentada el día lunes 6 de octubre con 68 firmas, ante el Concejo Deliberante del departamento Castro Barros y dada la periodicidad con que funciona el mismo, será tratada de considerarlo relevante en la agenda de temas, en la última semana del mes de octubre.

Y hablando de una agenda de temas relevantes, entre la rica legislación en materia ambiental, la llamada Cumbre de la Tierra o Agenda 21 (Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, Río de Janeiro, Junio de 1992), es definida como una estrategia global que se lleva a la práctica de manera local y que implica a todos los sectores de una comunidad. La mejora del medio ambiente y de la calidad de vida de los habitantes depende de la participación ciudadana, aunque alentada de manera efectiva por los poderes públicos. De hecho, establece en su Preámbulo 1.3, que “Su ejecución con éxito incumbe ante todo y sobre todo, a los gobiernos. Las estrategias, planes y políticas, son de capital importancia para conseguirlo.”

Sea por apego a la tierra, por sentimientos, por conciencia sobre el cuidado del medio ambiente, los vecinos de Chuquis solicitan a sus autoridades que lo sucedido con los terebintos, tenga una medida remedial como sería plantar nuevos árboles para mantener ese espacio verde, lo que será muy difícil si el propietario logra alambrar lo que históricamente fue un espacio público. Que los intereses personales o la desidia no sigan atentando contra lo que sí es de todos”.

Víctor Hugo Vera – DNI 24.724.553, Patricia Alejandra Vera – DNI 24.048.903 y Ana Laura Vera – DNI 21.813.185

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada