jueves, 13 de noviembre de 2014

La Corte Suprema de Justicia a favor de la sanción de una Ley de Coparticipación Municipal

El Intendente del Municipio de Capital, Ricardo Quintela, destacó como “histórico” el fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que da lugar al amparo presentado por el Municipio de Capital a fin  de que se declare la inconstitucionalidad del incumplimiento de la Provincia de no sancionar el régimen de coparticipación municipal previstos en la Constitución Provincial y Nacional.

El Jefe comunal indicó ante los medios de comunicación que ante la noticia se le suscitaron sentimientos encontrados: la alegría de que la Corte le ordenara al Tribunal Superior de Justicia modificar su fallo y al Poder Legislativo y Ejecutivo instrumentar el sistema de distribución automática pero también la tristeza de ser noticia sobre un asunto que se debería haber resuelto antes, en una provincia que fue cuna del federalismo.

“Que la sociedad riojana tenga en claro que cuando este intendente reclamaba el respeto a las instituciones no lo hacía por capricho sino por el respeto a federalismo en nuestra provincia, que está establecido claramente en la Constitución Nacional y Provincial” dijo en referencia a los artículos 168 y 173 de la constitución local  y el artículo 9º inciso g de la ley 23.548 de Coparticipación Federal, de conformidad con los artículos 5º y 123 de la Carta Magna Nacional.

Al mismo tiempo agregó que “para nosotros es muy importante que se aplique  rápidamente la Ley de Coparticipación a todos los departamentos porque si bien La Rioja fue la que encabezó y la que llevó adelante este reclamo ante la Justicia con mucha paciencia, fue en beneficio de todos los departamentos”.

Seguidamente planteó que hay que discutir la Ley de Coparticipación y cómo se resarce económicamente a la ciudad Capital  “no en la persona de este intendente, sino principalmente a los ciudadanos que fueron perjudicados por una retención indebida de los fondos que le correspondían al municipio y que se ven perjudicados en la prestación de los servicios y en la concreción de obras”.

Asimismo opinó que la sanción de la Ley de Coparticipación se debe dar en un plazo no mayor a un año, es decir, durante el gobierno de Beder Herrera ya que entendió que  “no es posible que se le transfiera la responsabilidad al próximo gobernador”, por lo que se mostró expectante de conocer cuál es el monto que la Provincia le debe transferir al municipio y de qué manera se hará.

En ese sentido manifestó que los parámetros con los que se trata una ley de distribución están claros: cantidad de habitantes a las cuales hay prestar el servicio, necesidades básicas insatisfechas, kilómetros de la ciudad que mayor cantidad de servicios tiene y aproximadamente un tres por ciento que se distribuye de manera igualitaria entre todos los municipios.

Quintela se animó a hacer un cálculo estimativo al graficar que la provincia que menos distribuye en términos de coparticipación lo hace en un 20 por ciento. Si se compara a La Rioja con Catamarca -que distribuye el 28 por ciento de lo que ingresa y de ese porcentaje el 45 por ciento le corresponde a la capital sin que concentre el 60 por ciento de los habitantes-, a La Rioja le correspondería un promedio de 80 millones de pesos mensuales.

“Si de 80 millones de pesos que nos correspondería mensualmente por 13 (que es por lo que se multiplica) da 1040 millones al año, y si eso se compara contra los 441 millones que tenemos en el presupuesto de 2013 hay una diferencia de 600 millones” explicó y agregó que “si a eso lo multiplicamos por ocho años –que es el período de gobierno del actual gobernador- da un total de 4800 millones de pesos que estaría debiendo la provincia al municipio”.

“Tuvimos prácticamente once años gobernando en la adversidad y estos últimos ocho año se dieron con mayor profundidad debido a que este intendente reclamaba el respeto a las instituciones, al federalismo y a la ciudadanos capitalinos”, recordó a la vez que destacó que el pedido de una ley de coparticipación lo mantiene desde 1999 cuando ocupaba una banca en la Cámara Baja de la Nación.

Finalmente enfatizó que el fallo de la Suprema Corte de la Nación “es producto de una lucha, no solamente de nosotros los empleados municipales, sino de todos los ciudadanos tanto de Capital como de otros departamentos que nos acompañaron en una movilización y acampe históricos que se desarrollaron frente a la Residencia Oficial de Gobernadores sin ningún tipo de problemas ni disturbios. Hoy vemos el resultado y los frutos de ese esfuerzo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada