martes, 18 de marzo de 2014

Anillaco: Investigan avispas parasitoides nativas de La Rioja

Gastón A. Martini, estudiante de Biología en la Universidad Nacional de Rio Cuarto de Córdoba, realiza una pasantía de investigación en CRILAR de Anillaco que tiene como principal objetivo el estudio de avispas parasitoides nativas de La Rioja. El estudio de este tipo de avispas es de especial interés ya que pueden actuar como controladores biológicos de insectos plaga de cultivos.

Las avispas parasitoides son grupo particular de avispas que se caracterizan por depositar sus huevos sobre otros insectos. Las larvas que nacen de estos huevos se alimentan del insecto hospedante, una vez que la avispa se desarrolla hasta su estado adulto, el insecto hospedante muere. El estudio de las avispas parasitoides es de especial interés ya que pueden actuar como controladores biológicos de insectos plaga de cultivos. Encontrar la avispa parasitoide que controle a una determinada especie dañina, constituye una alternativa al uso de insecticidas, que al ser inespecíficos causan la muerte tanto de insectos benéficos como dañinos, provocando un desequilibrio ecológico.

Gastón A. Martini, estudiante de Biología en la Universidad Nacional de Rio Cuarto de Córdoba, realiza una pasantía de investigación en el Centro Regional de Investigaciones Científicas y Transferencia Tecnológica de La Rioja (CRILAR-CONICET) de Anillaco, que tiene como principal objetivo el estudio de avispas parasitoides nativas de La Rioja. Parte del trabajo de Gastón es estudiar la biología de estos insectos: su comportamiento, sus hábitos y su relación con sus insectos hospedadores y plantas de la zona. La biología de estas avispas es muy poco conocida, principalmente la de aquellas especies con hábitos nocturnos. En cambio, son muy abundantes en regiones desérticas, lo cual posiciona al CRILAR como un centro idóneo para su estudio.

Las avispas parasitoides, además de su potencial uso como agentes de control biológico, presentan otras características que las hacen especialmente interesantes como objeto de investigación científica. Su origen es muy antiguo, y están próximas al ancestro común de todos los himenópteros (el grupo de insectos que comprende a hormigas, abejas, abejorros y avispas). Así, su estudio puede responder a preguntas acerca de la historia evolutiva de los himenópteros, tales como cuándo y cómo se diversificaron, y dieron origen a los grupos más modernos. Otra característica de estas avispas es que el macho y la hembra son muy diferentes: mientras que el macho es inofensivo y con alas, la hembra es de un tamaño considerablemente menor, no tiene alas, y está provista de un gran aguijón para defenderse. En particular las hembras son muy difíciles de encontrar en el campo, situación que dificulta su estudio. Aunque se sabe que sus hábitos son nocturnos, se desconoce su rango horario de mayor actividad, por lo que un objetivo importante es, con la ayuda de la Cronobiología (el estudio de los ritmos biológicos), descubrir el horario en que son más activas para así aumentar la eficiencia de su captura.

El conocimiento de la la fauna de insectos de La Rioja, su riqueza biológica y sus relaciones en un contexto ecológico, es crucial para comprender la dinámica de los ecosistemas desérticos de esta provincia. Este conocimiento puede generar soluciones ante conflictos entre el uso de las tierras por el hombre y la conservación de los ambientes naturales, visionando a éstos como fuente de especies benéficas para los cultivos de la región y valorando así su preservación.

Foto: Gastón Martini en el Laboratorio de Entomología del CRILAR, Anillaco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada