lunes, 28 de noviembre de 2011

Los Molinos: CASC Movimiento y sonido en el cierre del año


El Centro de Animación Sociocultural del departamento Castro Barros ha venido acostumbrando a la comunidad a desarrollar veladas llenas de talento y arte hecho por chicos formados íntegramente en La Costa. El sábado pasado no fue la excepción, con más de diez puestas en escena y performances muy bien trabajadas. También la noche sirvió para seguir informando a la comunidad sobre el proyecto “Fuerza e Identidad”. Muchos alumnos recibieron su certificación ministerial que los habilita para desempeñarse como docentes en distintas áreas de la danza. 

Ciertamente el Centro integrado por los profesores, alumnos, personal auxiliar y voluntarios de la comunidad de Los Molinos, tuvieron que hacer uso de toda la fuerza espiritual y física para  armar el escenario en el Club Los Andes de Los Molinos, superando todas las dificultades técnicas y la ausencia de un suficiente apoyo estatal para el evento.

La búsqueda de la identidad de este pequeño pueblo pleno de historia perdida por los éxodos, y el olvido,  estuvo marcando la puesta en escena desde el comienzo hasta el fin. La maqueta de un molino de trigo hidráulico, y las convincentes razones que presentaron los mentores de un proyecto de la reconstrucción  de uno de los dos molinos que dieron nombre al pueblo, nos llenó de esperanzas a todos los presentes.

La presentación de las coreografías estuvo marcada por el crecimiento artístico cada vez más pulido tanto por los grandes, como por niños. En la primera presentación hubo un problema con la pista de sonido, cuestión que los chicos muy pequeños resolvieron con mucho profesionalismo y talante, lo que demuestra el grado de responsabilidad y compromiso artístico de alumnos y profesores.


Es de destacar la calidad del escenario y el sonido, que no siendo de los mejores, no impidieron un espectáculo de calidad. No así la instalación de las luces que fueron conseguidas a través del INT. Pasadas las diez el lugar comenzó a llenarse con las casi 300 personas que cupieron casi todas sentadas. Hubo servicio de bufete, que no dio abasto, lo que hizo que se formaran grandes colas aguardando por la comida, que había que esperar hasta cuarenta minutos. Es que los organizadores tuvieron que alquilar baños químicos y trabajar el bufete con el fin de correr con esos gastos.

Antes del momento del baile la directora Virginia Hansen hizo entrega de los certificados a los alumnos que completaron su ciclo de formación y ya pueden desempeñarse como profesores, habilitados por el Ministerio de Educación. Fue un momento muy emotivo para los chicos y sus familiares quienes agradecieron haber podido completar un proceso de aprendizaje marcado por el esfuerzo y la pasión.

La fiesta comenzó con danza expresiva ejecutada por un grupo infantil. Coordinación entre movimiento y los sonidos líquidos de la Música; Romeo y Julieta murieron en la coreografía de Bruno, para resucitar la grandiosa obra de Shakespeare. Sobriedad y originalidad en la creación y ejecución; niños en una recorrida fantástica por la chacarera, Gato y malambo; Grupo fusión consolidando un estilo muy original: folclore y dramatización presentó Máscaras, suit en danza y Nuestra tierra; Tango: Eliana y Nahuel, Fernanda y Patricio. Dos solos en tango poniendo jerarquía a la noche; Ballet Pozo de Vargas, un testimonio vivo y argumento convincente de que para  los adultos siempre es tiempo para comenzar; Epopeya en Los Llanos: Victoria Romero, legendaria y mineral, por La Compañía. Excelencia de un grupo maduro.

En el cierre, la Compañía desplegó todo su poderío con una novedosa versión de Verano Porteño, de Astor Piazzola.

Al finalizar la parte artística la directora de la institución anunció el pase a planta permanente de dos empleados de maestranza, que pasaron a ser personal efectivo contratados por el Ministerio de Educación.

Es muy importante reflexionar sobre los espacio de contención y desarrollo en nuestra comunidad, pensando en la revitalización de las Instituciones como motores de la participación comunitaria en democracia. La dedicación y los logros obtenidos en estos casi veinte años del Centro pueden ser imitados por el resto de las Instituciones intermedias de La Costa pensando en una vida de mayor calidad para la comunidad, objetivo que será proporcional al grado de participación y compromiso de todos los costeños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada