sábado, 6 de febrero de 2016

Resistiendo con Aguante: Si a Macri le va bien, a los argentinos nos irá muy mal

A casi 60 días del nuevo gobierno, el colectivo  “Resistiendo con Aguante La Rioja” analiza en un documento las medidas antipopulares del “macrismo”, y se enmarca  del lado de “un pueblo que no se resigna a perder las conquistas logradas desde el 2003, que no hay un pueblo manso y que la solidaridad, la organización y la movilización son el camino ante esta nueva embestida del antipueblo”. Opinión RCA La Rioja.


A casi 60 días de la asunción de del Presidente Bailarín  Mauricio Macri, se comienza a visualizar el perfil que tendrá este gobierno en lo sucesivo. Con sus pasitos recién estrenados va dando acabado muestras de  hechos y en gestos para lo que realmente llego al gobierno AJUSTE PARA BENEFICIO DE UNOS POCOS.

Decisiones, acciones u omisiones del gobierno que acaba de iniciar su camino permiten comprender prioridades y objetivos, desde la nueva puja redistributiva, y hasta el realineamiento internacional del país.

La inversión que le imprimió una gestualidad evidente a sus actos públicos por diferenciarse de su antecesora, Cristina Kirchner, ha sido muy gráfica: recibir a opositores, sacarse foto con gobernadores, delegar la responsabilidad de la gestión y los anuncios en su equipo, y hasta tomarse más de una semana de vacaciones a los pocos días de asumir.
La Sagrada Alianza, entre el PRO,  grupos concentrados-corporaciones, la familia judicial y los medios hegemónicos de comunicación, es la clave para entender como funcionara el periodo Macri.  

La devaluación del dólar, contraer deuda, la designación de miembros de estos grupos en cargos claves del gobierno- CEOCRACIA,  la quita de subsidios de los servicios públicos, la eliminación o reducción de las retenciones con una transferencia desde el Estado que alimenta las políticas globales hacia los grandes jugadores de la agro exportación de aproximadamente $ 20.000 millones anuales, ahora los despidos masivos en el sector público y privado, más el efecto ejemplificador de reprimir la protesta social, incluyendo en el combo la detención de Dirigentes Sociales como Milagro Sala y un miembro de ATE en Neuquén ha  generó el marco propicio para poner en escena actores que durante el gobierno Kichnerista estaban en un segundo plano.

El mandato de los grandes grupos es achicar el estado en personal y gastos,  los costos laborales: reducciones salariales, despidos eliminación de paritarias, lo que va directo al aumento de la desocupación tan preciada por las grandes patronales.

El blindaje mediático a toda medida del gobierno de Macri incluye en el combo  hacer alarde de su “autoridad”, aun cuando  estas revistan un carácter de anticonstitucional como los 47 DNU, que van desde la designación de jueces de la Corte Suprema evitando el acuerdo del Senado y el desvergonzado comunicado de Lorenzetti  apoyando esta medida, hasta la nueva estructura ministerial que entre otros efectos elimina la autarquía del AFSCA y del Aftic y que por lo tanto pasen bajo la órbita del Ministerio de Comunicaciones conducido por el Milico Aguad cuyo principal objetivo es destruir la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual la, ley más debatida y consensuada en más de 70 foros-debates, en ambas cámaras y declarada constitucional por la Corte Suprema de Justicia. Del mismo modo que se cuestiona y se corta la gestión de Martín Sabatella en todo lo referente a la aplicación de la ley en relación a la adecuación y desmonopolización de los grandes grupos como Clarín, Grupo Uno, así lo harán con las licencias otorgadas a medios radiales o televisivos de organizaciones sociales, pueblos originarios, a las universidades que pudieron blanquearse y obtener frecuencias desde esta ley.

En definitiva la premisa de este gobierno,  (del  ingeniero boquense que bailó con la banda presidencial puesta en el balcón de la Casa Rosada), desde el 10 de diciembre hasta la fecha,  destruir todo lo logrado con grandes consensos a lo largo de los últimos 12 años.

 Pero para que a Macri le vaya bien  la realidad es:

-Declarar esa “emergencia de seguridad” que tiende a controlar la protesta social,  más que a combatir los flagelos de la inseguridad. La represión a los trabajadores de Cresta Roja también estuvo dirigida a frenar la protesta social.

-Despidos masivos en el Congreso, en los Municipios, en el Centro Cultural Nestor Kichner;más de 10 mil trabajadores fueron despedidos de organismos públicos nacionales y de distintos municipios. “El Estado no es una bolsa de trabajo, no tiene que pagarle a una cantidad enorme de militantes de algún partido político”, sostuvo la vicepresidenta Gabriela Michetti, quien dio de baja 2035 designaciones en el Senado. Incluidos los 140 del Ministerio de Defensa a cargo del inefable Julito Martínez que mostró lo que realmente es y a que intereses responde.

-Prat Gay. "Cada sindicato sabrá dónde le aprieta el zapato y hasta qué punto puede arriesgar salarios a cambio de empleos",

-Nuevo endeudamiento que incluye un Megacanje a los cuales el mismo Ministro Prat Gay y Stursenegger

-El realineamiento y disciplinamiento internacional hacia los países de mayor concentración económica y de intencionalidad hegemónica en el plano de la geopolítica.

-El Gobierno que manda representantes a la CELAC para cuestionar a Venezuela cuando se reúne con el Premier Israelí, jefe de estado de un país terrorista.

-Ninguna de las medidas que adoptó el gobierno de Mauricio Macri, sorprenden a propios y extraños, lo que sí es preocupante es la venganza y la virulencia que con las que se implementaron como la brutal persecución a la Procuradora Gils Carbó para su renuncia, aun cuando esta detenta el cargo en un marco institucional.

-La cuestión es muy sencilla el impacto del éxito de las políticas del gobierno de Macri, están direccionadas a una mayor concentración de la riqueza, a entregar a los propietarios del “mercado” las decisiones económicas de proyección política, la brutal pérdida de derechos de trabajadores y a su vez estos como variable de ajuste, no dejan lugar quienes serán los perdedores en esta gestión gubernamental.

Pero hay muchos fuegos que se prenden todos los días que forman parte de ese 49% que no lo votó, las organizaciones sociales y políticas que forman parte del Kirchnerismo, que no se desmovilizaron, un nuevo formato como el Colectivo Resistiendo con Aguante (de 800.000 seguidores en las redes sociales  a nivel nacional y 840 en nuestra provincia) que motorizaron las movilizaciones por el acto de cierre del mandato de la Presidenta Cristina de Kirchner, las movidas contra las medidas anti-constitucionales y el reciente abrazo y aguante a la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) y a la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (AFTIC); la marcha en el Congreso por el funcionamiento de las instituciones de la Democracia, el apoyo a los trabajadores cesanteados.

Hoy Resistiendo con Aguante La Rioja ya ha congregado a gran parte de la militancia Kirchnerista  e independientes, tanto en Capital como en diferentes Departamentos, Chilecito, Chamical, Chepes, con importantes actos en defensa de los derechos alcanzados.

Las muestran son, que hay un pueblo que no se resigna a perder las conquistas logradas desde el 2003, que no hay un pueblo manso y que la solidaridad, la organización y la movilización son el camino ante esta nueva embestida del antipueblo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada