miércoles, 17 de febrero de 2016

Diputados del FpV se comprometieron a rechazar el principal decreto que modificó la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual

Lo hicieron en un encuentro con integrantes de la Coalición por una Comunicación Democrática. Néstor Busso dio detalles de esta reunión. Veinticinco legisladores de diversas provincias, pertenecientes al bloque Frente para la Victoria – PJ recibieron ayer martes 16 a referentes del espacio multisectorial Coalición por una Comunicación Democrática en el tercer piso del Palacio del Congreso Nacional.


La reunión expresó la preocupación de los integrantes de la CCD por los alcances del DNU 267/2015, que convierte en a la comunicación en un negocio comercial al despojarlo de la protección jurídica de la Ley 26.522, que la consagraba como un bien social y un derecho humano, y mediante el cual el gobierno creó un nuevo organismo regulador, el Ente Nacional Comunicación y realizó muchos cambios a la ley, la mayoría a favor del grupo Clarín. 

Por la Coalición participaron integrantes del Consejo Federal de Comunicación Audiovisual (disuelto mediante el DNU), FARCO, agrupaciones de medios Pymes gráficos, de radio y televisión, la Asociación Argentina de Actores, representantes de trabajadores de Prensa de Rosario y de Buenos Aires y Universidades nacionales.

El responsable de Políticas Públicas de Comunicación de FARCO, Néstor Busso aseguró que fue una muy buena reunión: “los legisladores nos manifestaron su intención de rechazar el decreto de necesidad y urgencia. Fue una reunión de intercambio muy interesante y provechosa con muy buena predisposición y todos muy interesados en el tema”.
    
Busso recalcó que es imprescindible que el decreto sea rechazado ya que afecta la pluralidad de voces y convierte a la comunicación en un simple negocio comercial cuando la ley la consideraba un derecho. Además, explicó cuáles serían los cambios que se aplicarían con el DNU en cuestionamiento:
    
En tanto que el diputado Eduardo Seminara, impulsor del encuentro junto a la diputada Liliana Mazure, ambos también miembros de la Coalición, sostuvo: “si se avalan las reformas del Ejecutivo, como  sociedad estaríamos perdiendo una mirada federal que incluye a diversos sectores como redes comunitarias, cooperativas, universidades, y la consiguiente jerarquización profesional de los trabajadores de la cultura”. Mientras que Mazure destacó “la capacidad y potencialidad de las industrias culturales argentinas, cuyas fuentes de trabajo peligran, de avanzar el proyecto desregulador y concentrador del actual Gobierno Nacional”.

El decreto 267 será analizado el martes que viene en la Comisión Bicameral del Congreso. Desde el Frente para la Victoria ya está comprometido el rechazo y falta que definan su posición bloques como el Frente Renovador, el sector de Adolfo Rodríguez Saa y el nuevo Bloque Justicialista liderado por Diego Bossio. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada