viernes, 5 de febrero de 2016

La Rioja: Avances en la coordinación de luchas contra el neoliberalismo

Ante el avance de las políticas neoliberales, trabajadores y organizaciones sociales de la provincia  avanzan hacia la creación de una “multisectorial” como así también en la coordinación con las luchas a nivel nacional. La iniciativa se ratificó el martes pasado en el Segundo Plenario convocado por la CTA de los Trabajadores. Allí participaron  un centenar plenaristas de diversos espacios   sindicales y  ámbitos de conflicto.  La situación de los trabajadores del transporte urbano y los cesanteados del municipio se plantearon como los de mayor urgencia, resolviendo para este viernes, a las 19 horas acompañar a los choferes  en una  movilización a Plaza 25 de Mayo.


El  Encuentro forma parte de una iniciativa promovida por la CTA de los Trabajadores,  con el fin de crear “escenarios de unidad” ante el avance de las políticas impulsadas por el  “macrismo”. En referencia a esto, Rogelio De Leonardi anunció su presencia, en representación de la Delegación provincial, en el Plenario de Secretarios Generales de la CTA, el cual  se llevará cabo el jueves 11 de febrero en la Ciudad de Buenos Aires. El objetivo del  cónclave será coordinar con todas las provincias una jornada de protesta nacional. 

La  creación de una “multisectorial”, como  espacio integrado por  organizaciones, idea que empezó a tomar forma desde el primer plenario,   el encuentro del martes lo ratificó, quedando  como un objetivo por el cual trabajar. En ese sentido la Central intensificará los contactos a través de su Secretaria de Relaciones Institucionales. 

Una de las urgencias que se plantearon en el Plenario fue la de los trabajadores de la empresa San Francisco, quienes por despidos y malas condiciones laborales sostienen un reclamo que lleva 14  días de paro, con acampe frente a la Empresa. Piden la reincorporación de 20 despedidos y que se les asegure la continuidad laboral, algo que se puso en juego cuando los propietarios de la empresa  anunciaron  que se retiran de la provincia. De concretarse esto,  160 familias quedarían a la deriva.

En el acampe los choferes permanecen con sus familias y reclaman que el Municipio y la Provincia se hagan cargo de la situación,  que no solo afecta a los  trabajadores y sus familias, sino también a los  usuarios del servicio público. 

Hasta el momento, tras  un acuerdo que no prosperó, el municipio  no  acercó ninguna solución,  por el contrario, los choferes   hicieron saber de presiones ejercidas por el Intendente para que los encargados de un centro vecinal,  ubicado en  cercanías del lugar, los echara  e impidiera el uso del baño, sin contemplar  las familias que permanecen en el acampe.  

La posiciones asumidas por el intendente  Paredes Urquiza no sorprenden, ni siquiera en   lo gestual y van a  tono con otros lugares del país donde trabajadores fueron cesanteados de manera arbitraria por autoridades electas de Cambiemos, pese que aquí el mismo fue electo  por el Frente para la Victoria. 

Otra de las urgencias que trató,  fue justamente la de empleados municipales, quienes  participaron del Encuentro del martes para exponer sobre el conflicto por los “780 despidos”. La situación en la que se encuentran a un mes de haber firmado un convenio que   levantó el acampe ya muestra su peor cara. Los municipales denunciaron  que no se está cumpliendo ni en lo económico,  como tampoco en las condiciones de trabajo, pues existe   incumplimiento en los pagos y malos tratos. Respecto al origen de esto del conflicto dijeron que “el único argumento que explica la situación es el revanchismo político”.

Tratados estos dos focos de conflicto, el plenario avanzó con temas como el aumento del costo de los servicios, las quitas de subsidios, el carácter represivo del nuevo Gobierno, la unidad de los trabajadores y la coordinación de las luchas. La fecha para un nuevo plenario, se dará a conocer en los próximos días.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada