lunes, 25 de junio de 2012

"El Cantadero es un lugar único no sólo de La Rioja sino en el mundo"


El Independiente - Manuel Nores investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) brindó el jueves último una charla en el Concejo Deliberante de capital sobre un trabajo que hizo sobre aves y plantas de la zona de El Cantadero. Llamó la atención a todos para que preserven esta zona "única" en el mundo y de gran valor biológico.

"Yo llegué por primera vez a El Cantadero en 1981 y me pareció fascinante encontrar vegetación y sobre todo aves de selva en un lugar totalmente inesperado como es La Rioja, que es una zona árida y semiárida, por lo que consideré importante estudiarlo en detalle" comentó Nores a EL INDEPENDIENTE. En base a este contacto, realizó un estudio junto con la especialista en botánica, María Serra que duró siete años.

La investigación trajo aparejada la posibilidad de "hacer un relevamiento bien detallado sobre las plantas y las aves que había en el lugar. Lo más notable fue comprobar que había muchas plantas que son típicas de selva pero lo más notable es que las aves estaban diferenciadas, lo que le da un valor biológico enorme", dijo el doctor en Ciencias Biológicas, graduado en la Universidad Nacional de Córdoba e investigador Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Tecnológicas, .


El integrante del CONICET consideró a El Cantadero como "un lugar único no sólo de La Rioja sino en el mundo porque no existe otra zona que tenga las aves que hay ahí porque son aves en proceso de formación de nuevas especies. Ninguno de nosotros lo verá porque son fases que duran millones de años pero ya están diferenciadas, y lo notable es que, como se produjo en un ambiente chico, mantienen características de la especie de la cual se generó".

El paraje El Cantadero, se ubica en el pedemonte del cordón del Velasco, y se accede desde la capital riojana, por ruta 38 dirección norte, a 30 kilómetros de la ciudad.

Nores explicó que en la zona se registra un sistema de selva que fue consecuencia de la expansión del clima húmedo en el planeta que se produjo en el periodo cuaternario y que contribuyó a la expansión de las selvas, tanto amazónica como paranaense, hasta la zona de La Rioja. Luego un cambio en las condiciones del ambiente produjo una retracción de las selvas a lasa regiones geográficas de latinoamérca que ocupan actualmente.

Esto explica la existencia de la selva de la Yunga , como extensión de la selva amazónica que se expandió en forma de galería por las laderas montañosas de la cordillera y luego de la sierra pampeana. Así esta formación llega hasta el norte de la provincia de Catamarca y generó las condiciones para un ambiente especial en la zona de El Cantadero, que subsiste hasta la actualidad a 150 kilómetros del límite sur de la selva existente en el Noroeste Argentino.

PRESERVACIÓN Y CONSERVACIÓN

En cuanto a las medidas de preservación que se adoptaron en el lugar luego de su investigación reveló que a su criterio no hubo ninguna pero "sí hay ahora un movimiento muy grande porque se prevé una explotación de uranio y eso podría terminar con el ambiente". Explicó que "la presencia de este ambiente selvático muy frágil y vulnerable. Cualquier perturbación no demasiado importante como el desvío de un arroyo, por ejemplo, bastaría para que el ambiente desaparezca. Por eso es muy importante que se tomen medidas de seguridad para asegurar su futuro".


Asimismo opinó que "en todo el mundo los ambientes naturales, las especies de plantas y animales están amenazadas por la actividad humana; el mundo avanza y con ello las fronteras agropecuarias, las ciudades y cada vez va quedando menos espacio para los animales. Tal es así que grupos de personas conservacionistas, desde hace tiempo, vienen tomando medidas en la creación de parques nacionales y reservas para mantener una representatividad de cada hábitat que caracterizó a un país o provincia para no perder patrimonio biológico".

"Yo estoy seguro que si se hace explotación de uranio ahí -en El Cantadero- desaparecerá. Son tres mil hectáreas, no es una superficie tan grande aunque dicen que es una zona que sería de mucha concentración de uranio y en ese caso, cuando hay intereses económicos de por medio, es muy difícil pararlo con el razonamiento biológico de conservación de los animales y de las plantas", reflexionó.

TRATAMIENTO

Por su parte, el edil Eleazar Arabel de la Comisión de Salud y Medio Ambiente del Concejo Deliberante, fue el que presentó un proyecto impulsado por las Asambleas Ciudadanas "para declarar al departamento Capital zona no tóxica, no nuclear y ambientalmente sustentable", indicó sobre el motivo de la charla.

En ese sentido precisó que "se está tratando el documento que ya tiene dictamen favorable de la Comisión de Salud y Medio Ambiente y ahora pasó a la de Servicios Públicos"; a la vez que aclaró que "todo esto se hace en el marco de la aprobación o el rechazo para llevar al recinto la discusión de este proyecto de Municipio no tóxico".


Declaró que "no estamos en contra del desarrollo y sabemos que se hace muy difícil vivir pero tenemos que tener prioridades" y agregó que "al entrar en el análisis de estos temas, hay muchas cosas que ya están resueltas por medio de leyes, de ordenanzas de decretos que resolverían el problema pero que no se aplicaron nunca. Creo la política es la que resuelve las dificultades de la gente y en base a eso tenemos que tener la responsabilidad de escuchar todas las campanas".


1 comentario:

  1. Bellísimo el Cantadero, vale la pena visitarlo. A cuidarlo!!!!

    ResponderEliminar