lunes, 11 de enero de 2016

Violencia institucional sin precedentes

A seis días del anuncio de cesantear a 800 trabajadores municipales la situación sigue sin salida    Los empleados siguen sin cobrar, nadie les  garantiza estabilidad laboral y del avance  en las negociaciones entre Provincia y Municipio no trasciende nada concreto. Tampoco el Hábeas Corpus presentado para impedir que se les retenga el sueldo hace su efecto. De esta manera un hecho de violencia institucional de una magnitud sin precedentes en nuestra provincia se sostiene en el tiempo mientras mucho miran para otro lado.  Los trabajadores manifestaron seguir luchando hasta que aseguren a todos.


Una visita realizada por este medio al municipio corroboro la angustiante  situación que aqueja a los trabajadores. En el lugar una guardia de empleados acampa  en las galerías exteriores del Palacio Municipal,  mientras desde adentro  una  guardia pero de policías los observa bastón en  mano. Hasta el viernes escuadrones de infantería  permanecían en la zona, lo que hacía temer con  acción represiva.
 En el lugar hay carpas armadas y una olla popular, que según comentan  los integrantes del acampe,  ya está sirviendo para darle de comer a las familias que no cobraron el mes de diciembre.  Esto para nada es una exageración si tenemos en cuenta que la situación económica preexistente no era  la mejor. 
  
Situación Legal

A tono con otros lugares del país donde trabajadores fueron cesanteados de manera arbitraria por autoridades electas de Cambiemos, el nuevo jefe comunal, electo por el Frente para la Victoria, mostró su voluntad política de resolver por encima de la Constitución Nacional y las normas provinciales que regulan el funcionamiento del Municipio. El justificativo para el anuncio fue la supuesta existencia de irregularidades en los nombramientos y los “ñoquis”.

Respecto a la intención y los pretextos esgrimidos, Miguel Zarate, representante legal  de los trabajadores asegura que “no hay ningún viso de legalidad en la medida, ya que no hubo ni sumario administrativo ni investigación previa  o  elemento de convicción previo que se pueda barajar para tomar este tipo de medida”.

Si bien muchos posan su miradas en la pica entre lo que dejo la anterior administración y las pretensiones del nuevo intendente, lo central está en la ilegalidad de una media que avanza sobre derechos adquiridos. Respecto a esto el Representante Legal expresó  “Los trabajadores están en situación revista de empleados de planta permanente mediante un acto administrativo que ha sido sancionado por la autoridad competente en su momento, Ricardo Quíntela, en pleno uso de sus facultades, y ningún acto administrativo, mucho menos ilegal , sin ninguna  investigación, ni sumario previo, sobre los cual se tome una decisión de suspensión o cesantía  puede  modificarlo. Es un derecho adquirido que tiene los trabajadores y no puede ser vulnerado”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada