viernes, 22 de enero de 2016

La Rioja: Testimonios cotidianos del golpe al bolsillo

FM La Bocona realizó una recorrida por almacenes y minimercados de distintos barrios de la capital riojana, para saber cómo impactó la devaluación en comerciantes y consumidores. Las respuestas obtenidas desde ambos lados del mostrador reflejan aumentos de entre el 30 y el 50%. Al mismo tiempo desde el oficialismo nacional se sostiene una “emergencia estadística”  que impide generar índices oficiales que  transparenten las consecuencias de las  políticas económicas implementadas.


Para la consulta fijamos como periodo el que va desde el anuncio de la devaluación al día de hoy. Recorrimos algunos almacenes y mercaditos de distintos barrios de la ciudad y le consultamos a comerciantes y consumidores. Las respuestas que obtuvimos, desde ambos lados del mostrador, coinciden en que los aumentos en los artículos de la canasta alimentaria van desde un treinta a un cincuenta por ciento.

Sara Romero, es propietaria de una despensa en el barrio Cochangasta y nos cuenta de cuánto fueron los aumentos en los distintos rubros de su despensa .  "  El aumento es  como del 50 %, una barbaridad, las bebidas, los artículos de almacén, también lo mismo. Hay productos que han aumentafdo más del 50%. Los lácteos aumentaron bastantes, la yerba esta carisima. Lo que mas se sostiene es el pan y la harina, el fiambre aumentó el 30 %. En ventas en enero, muy duro muy difícil. En comparación con enero del año pasado, muy bajas las ventas".

En nuestra provincia donde los sueldos son de los más bajos del país, la devaluación del salario ya se refleja en la capacidad de compra y los más afectados son los empleados públicos, que representan más del 40 por ciento del total de trabajadores.

Desde el lado del consumidor le consultamos a Claudia Vidal, docente de ocupación, vecina del barrio San Martín. "Se nota muchisimo el incremento real  de la canasta básica familiar, por ejemplo los lácteos. Un sobre de jugo que antes lo comprabas a $ 3,5  hoy lo conseguís a cinco pesos. El incremento de la carnes es de hasta un 40 %. En mi casa hemos dejado casi de consumir carne vacuna y la hemos reemplazado aprendiendo a cocinar de otra manera". 

Tras una devolución  impulsada por el actual gobierno nacional, de más del treinta por ciento, la capacidad de compra y el nivel de ventas ya hablan por sí solos.
 Al mismo tiempo desde el oficialismo se sostiene una “emergencia estadística”  que impide generar índices oficiales que  transparenten las consecuencias de las  políticas económicas implementadas. Pero la realidad es estas ya se sienten, aunque en los multimedios no se los refleje.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada