lunes, 11 de enero de 2016

“Pocho” Brizuela manifestó su preocupación ante la inminente intervención del Archivo Nacional de la Memoria

El secretario de Derechos Humanos de La Rioja, Delfor “Pocho” Brizuela, manifestó su preocupación ante la  inminente intervención del Archivo Nacional de la Memoria.  El pronunciamiento de Brizuela surge tras  hacerse pública la intención del  nuevo Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Claudio Avruj, de nombrar otro presidente  en reemplazo Horacio Pietragalla,  quien ocupa ese lugar con el consenso de los organismos  impulsores de las políticas de Memoria, Verdad y Justicia.


Ante la noticia de la intervención del Archivo Nacional de la Memoria, el secretario de DDHH de La Rioja, Delfor "Pocho" Brizuela se manifestó profundamente preocupado por el avance cada vez más notorio y desembozado del gobierno  del presidente Macri sobre instituciones garantes de las políticas de memoria, verdad y justicia como es el Archivo “Es una pena y un agravio desactivarlo, resignificarlo y peor aún desmantelarlo y vaciarlo de contenido que no son solo papeles y cosas que hablan, sino también referencias vivas de luchas por la democracia y los ddhh a lo largo de estos intensos años de vigencia del estado de derecho como las madres, las abuelas, familiares, hijos, decenas de organismos que con valentía pusieron los cimientos de una política de memoria, verdad y justicia que nos enorgullece y posiciona como ejemplo en el mundo.”

A través de un comunicado el secretario expresa su “enérgico repudio al intento de desplazar  al legítimo conductor del organismo, Horacio Pietragalla,  porque fue designado de acuerdo a la normativa de su creación y por ser un genuino representante del colectivo que dio origen y sentido al archivo, pues es uno de los más de 200 nietos recuperados por el compromiso inclaudicable por la identidad y la verdad”. 

También añadió que  “estas decisiones son una muestra más que la flamante administración quiere retroceder en el juzgamiento de los crímenes de lesa humanidad y echar por tierra con todas las conquistas en esta materia conseguida en estos años” y remató  diciendo “que los organismos públicos y de la sociedad civil tenemos que unirnos más que nunca siendo solidarios con el Archivo Nacional de la Memoria y poniendo una barrera ética e institucional a esta avanzada de impunidad y olvido a la que nos quieren someter”.

REACCIONES EN CONTRA DE LA INTERVENCIÓN

La militante de Derechos Humanos, Victoria Montenegro, aseguró que “se les hace urgente que no se siga avanzando con los cómplices de la dictadura cívico-militar”.
“¿Se imaginan a algunos de sus amigos empresarios, esos de los que fue repartiendo por los diferentes ministerios, al frente del Archivo, investigándose a si mismos o a sus familias?”, se preguntó.

En la misma vereda, el ex canciller Héctor Timerman también rechazó la intervención. “Durante los años que fui Canciller trabajamos muy intensamente con el Archivo General de la Memoria. Conseguimos que Italia nos entregue toda la documentación de la cancillería italiana sobre violaciones a los DDHH durante la dictadura. También comenzamos programas de cooperación con Uruguay, Chile, Paraguay y Brasil para investigar las consecuencias del Plan CÓNDOR”, aseguró.


“La seriedad del trabajo del Archivo es reconocida en el mundo entero y muchos países nos han pedido asesoramiento. Es injusto intervenir el Archivo. No hay razones para desplazar a gente capaz y comprometida con la Memoria. Sólo se explica si buscan paralizar su excelente trabajo. No a la intervención. Mi solidaridad con Horacio Pietragalla y el equipo del Archivo”, agregó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada