lunes, 3 de diciembre de 2012

Ni agua ni energía, SAPEM


Diario de Chilecito - Cuando eran empresas del Estado, por cuestiones de negocios, las pasaron a manos de privados. Hoy -por las mismas cuestiones- pasan a manos del Estado y uno que otro privado anónimo que nadie conoce. 350 mil personas que viven, trabajan, se desarrollan y aportan a la construcción del futuro de nuestra Rioja, están expuestas a una crisis hídrica y energética nunca antes vista.

El gobierno riojano gasta millones de pesos diarios en prebendas y acciones que lejos de construir, sólo refuerza su estructura eleccionaria, pensando siempre en los años impares, donde deberán comprobar si sus acciones de dádiva y clientelismo surgieron resultados efectivos en términos electorales.

En Chilecito se está viviendo una cruda realidad respecto al elemento más vital: El agua. El crecimiento de la población, y la distribución de barrios de grandes demandas en las partes altas de la ciudad, está llevando a una crisis hídrica difícil de sortear si no se actúa a la brevedad.

Y aunque cada vez que los ciudadanos se expresaron en defensa del agua, muchos fueron tildados de manera peyorativa como “ambientalistas”, la realidad hoy demuestra una vez más que con el agua no se juega.

Conociendo la situación, el intendente Fonzalida se comprometió a hacer algo urgente al respecto: “Estamos trabajando en una solución para el Departamento. Nos va a llevar 30 días y una inversión de casi un millón y medio de pesos, pero creemos que serán soluciones inmediatas, para paliar con el problema hídrico de los ciudadanos”, expresó.

Barrios enteros están sumidos en la mayor de las sequías. Los vecinos imploran que se los escuche. Mientras desde la hoy SAPEM Aguas Riojanas, “cierran una canilla, para abrir otra”, según denuncian los mismos vecinos.

“Se van a un barrio y le cierran un poco el agua para que nos calmemos nosotros y tengamos aunque sea un chorrito. A los pocos días, vuelven a hacer lo mismo con otros barrios… y así solucionan provisoriamente el problema de la falta de agua”, denunció una vecina del barrio Pomán, quien padece diariamente los problemas de la falta de agua.

“El año pasado nos dijeron que esto se terminaba ese año, porque la empresa iba a solucionar con más pozos, pero cuando no es la cata, es la jaula. Resulta que hacen los pozos y no tienen luz”, expresó con furia.

“Llevo 5 días limpiando el inodoro con un balde. No tenemos agua para bañarnos y ni si quiera hablemos de las plantitas”, agregó.

Otra versión más cruda es que “instalan bombas para sacar agua. Pero esas bombas dependen de la electricidad para funcionar. Cuando se corta la luz, no hay agua. Hacen obras que son carísimas, pero no entregan soluciones verdaderas. Son sólo parches para gastar mucho y quedarse con el vuelto. Cuando las bombas dejan de funcionar por algún problema, dicen que se quemaron para que les den plata y las tengan que cambiar por nuevas. Cuando en realidad, sólo tienen alguna falla que con poca plata se soluciona. Entonces: El negocio redondo aparece. No puede ser que haya pozos que tienen declaradas hasta 12 bombas. Es incomprensible. El negocio es facturar bombas, facturar la mano de obra de extraerlas, cambiarlas y volverlas a colocar. Alguien se está favoreciendo con ese negocio. Alguien debe hacer algo, porque mientras no se haga algo serio, van a seguir robándonos el dinero y mintiéndonos que se hacen las obras”, explicó una fuente consultada.

Una provincia poco seria

En nuestra Rioja, las reglas no son iguales para todos. Según información a la que pudo acceder Diario Chilecito, sólo en Chilecito hay habilitados unos 300 pozos de agua. Se estima que al menos existen unos 150 pozos extras que no poseen autorización del IPALaR. Cada uno de esos pozos extrae al menos entre 100 mil y 200 mil litros de agua por hora.

Desde hace 2 meses existe una feroz pelea por el agua en Santa Florentina, donde un empresario chileciteño lleva a cabo una inversión millonaria destinada al turismo: “Nosotros estamos trabajando en unas 10 a 15 cabañas para hacer turismo rural. La idea es que el turista venga y disfrute de todo lo que Chilecito tiene para ofrecerle. Acá tenemos ovejas, huertas orgánicas, plantas autóctonas que hemos preservado para que el turista se sienta en otro mundo. Justamente el nuestro. Este lugar árido le va a dar otra perspectiva al turista. No vamos a inventarle ningún paisaje. Vamos a mostrarle el nuestro. Ese turista se va a ir encantado de Chilecito”, explicó Fernando Castañe a Diario Chilecito.

El problema suscita en que su emprendimiento de unas 30 hectáreas se encuentra del lado norte del río Los Sarmientos, justo a la altura de la plaza de los mineros en Santa Florentina y no posee ni agua ni luz.

Frente a ese panorama, el empresario realizó trabajos de captación de agua del subálveo del río, a unos 8 metros de profundidad. El resultado: Unos 350 mil litros de agua fresca y cristalina por hora.

Cuando los regantes y productores vieron el avance de la obra del empresario, pusieron el grito en el cielo. Argumentan que Castañe no tiene derecho de riego otorgado por el Consorcio. A la vez que apuntan a que el empresario tuvo que romper parte de una obra de agua para pasar del otro lado y poder lograr su objetivo.

Luego, CARPA intervino en representación de sus productores y el problema salió a la luz con todas sus fuerzas.

Hoy, con muy poco diálogo entre las partes, el conflicto eleva su tenor y puede llegar a traer graves consecuencias si nadie interviene de manera imparcial y dirime la situación de manera justa.

Castañe llevó cañerías con ese caudal de agua (lo que producen entre 2 y 3 perforaciones) a su propiedad y de esa obra que según sus palabras le costó $400 mil, derivó una cañería con la mitad del caudal para ser donada a Aguas Riojanas, para su posterior distribución a la población.

El resultado: Agua gratis para su propiedad. Sin costo fijo de extracción, ya que la provee el subálveo del mismo río que en su superficie está seco. Aunque si con un costo de inversión de la obra hídrica. El beneficio con valor agregado: “más agua para los ciudadanos que viven abajo, donada por una inversión privada”, según afirma Castañe.

Por su parte, los regantes reclaman que esos 350 mil litros de agua no pueden ser destinados a un privado que no tiene derechos de riego, aunque Aguas Riojanas reconoce que sólo la mitad llegaría a la propiedad privada. “El resto fue donado para que le demos distribución al pueblo”, dijo Leonardo Mercado.

Mientras tanto, Finca La Liliana en Vichigasta tiene cerca de 30 perforaciones y jamás pagó el agua. La empresa de un empresario de Buenos Aires estaría por hacer una inversión en Punta del Este por 600 millones de dólares: “El empresario Samuel Liberman, socio de la cadena Hyatt y dueño de emprendimientos productivos en La Rioja, construirá un complejo hotelero y un barrio privado con actividad comercial en la ciudad balnearia de la costa uruguaya. Se trata de la empresa que despidió un centenar de empleados riojanos”, según publicó esta semana Noticias Noa.

Y en Vichigasta los casos de falta de agua abundan. Los diferimientos productivos llenaron de perforaciones al valle, mientras el pueblo padece la falta de agua. El resultado: las empresas a través de diferimientos impositivos ganan millones de pesos por año, pero además de esa rentabilidad, usan recursos hídricos del pueblo sin ningún costo extra a la energía que les demanda la extracción del líquido.

Por su parte, los regantes de la región insisten en esta situación que –tal cual expresaron desde CARPA-, es de fondo. 

Respecto a Castañe, remarcaron: “Él está haciendo una captación dentro del río. Eso ya no es legal. Lo que hace es perforar el azud que es para la captación de agua para el canal de riego de los usuarios del Consorcio. Él no tiene derecho a venir, perforar el azud, perforar un pedazo más grande que una puerta y hacer una galería filtrante debajo del agua potable. Encima como buena hazaña dice que beneficia a Chilecito. No es que está donando parte del agua a Aguas Riojanas, está sacando agua y devuelve una parte a Aguas Riojanas”, dice uno de los regantes.

También, aclarando que no se trata de una situación personal con Castañe, desde CARPA recordaron que este problema “lo tiene que resolver el Consorcio y el IPALaR, porque tienen el poder de policía, la autoridad de aplicación. El agua que está tomando, es de la cuenca que pertenece a Santa Florentina. Está tomando agua que pertenece al Estado, al Consorcio de Usuarios de Agua. No se puede ir y pichar sin autorización. La ley de Agua es clara: No pueden adjudicar agua así simplemente. Si se saca agua y se la da a otro, a alguien se la están quitando”, aseguran, aunque “lejos de dirimirlo en la justicia, lo intentan hacer desde los medios”, responde Castañe.

Pero Chilecito no es el único que padece la falta de inversiones y la aparente inacción por parte del organismo a cargo. En Guandacol (departamento Felipe Varela), más de 300 familias “estamos sufriendo una grave crisis hídrica”. Los barrios más críticos: 40 Viviendas, 30 Viviendas, Palermo y Retamito, los cuales desde hace tres semanas “no tenemos nada de agua, en ningún momento”. 

“Nos piden paciencia, pero la situación no da para más. No podemos acceder al agua potable”, relató uno de los vecinos del lugar. Al parecer los responsables no se dan cuenta que “somos muchas las familias que padecemos esta situación y no dan soluciones concretas, sólo parches que no lograron nada. Estas tres semanas, lo demostraron”.

Quieren convertir a EDELAR en BEDELAR 

La ambición por tener el control de los servicios básicos para la vida, sumados al poder que podría tener una vez que no sea gobernador de La Rioja, Beder Herrera vio el negocio de la electricidad y avanzó sobre sus diputados para que declaren la Emergencia Energética. La misma habilita al gobierno a avanzar con todas sus fuerzas contra la prestataria EDELAR, quien debe acceder a las demandas del ejecutivo, sin chistar.

Prueba y error es la política que muchos improvisados implementan a la hora de proyectar negocios. Algo así habría ocurrido con el Parque Eólico SAPEM instalado en Arauco y que demandó más de $300 millones al Estado Riojano, según información enviada a la prensa. Cuando nació el emprendimiento de la generación de energía eólica en La Rioja, prometían el oro y el moro para los usuarios: “no vamos a volver a tener problemas energéticos en nuestra provincia, a la vez que generaremos recursos económicos genuinos para los riojanos, vendiendo energía a terceros”, dijo el mandatario riojano, mientras anunciaba el negocio.

Hoy, la oportunidad vuelve a golpear la puerta de la Casa de Gobierno. Es que al deseo de obtener el control sobre EDELAR, se le sumó la tan difundida Ley de Medios que impide que empresas relacionadas a los servicios públicos manejen medios de comunicación. Como los dueños de EDELAR son los mendocinos del grupo UNO Medios que poseen Diarios, Webs, Radios, Canales de TV y Súper Canal -quien distribuye las señales en varias ciudades del interior del País- hoy se ven obligados a desinvertir, según lo exige la Ley. Quien está en condiciones de “invertir” -en esa desinversión- es el gobierno riojano que ya posee el 32% de las acciones de la misma y busca concretar el resto del negocio para que sea otra SAPEM de los riojanos… o mejor dicho, de algún que otro riojano pícaro y anónimo.

La cuestión es que varios de los Diputados que antes levantaron su mano para que la empresa de energía sea privada, hoy levantarán su mano para que vuelva al Estado, aunque no como una empresa completamente Estatal, sino con una pizquita de privados que nadie conoce, ni se conoce qué inversión harán para participar del negocio millonario que proveerá de energía a 350 mil riojanos. Pero eso ya tiene acostumbrados a los riojanos que jamás pudieron acceder a la información de las otras 40 SAPEM.
En síntesis: Con EDELAR sucederá lo mismo que sucedió con Aguas de La Rioja S.A. -hoy Aguas Riojanas SAPEM-. Prometían soluciones hídricas… que aun el pueblo riojano espera.


Generadores (de ruido)

“Chilecito está al límite de su capacidad. En la Usina, Secco genera 10 megas de energía. El 73% se consume en Chilecito y el 27% en las parcelas. Ese problema se agravó cuando en Nonogasta se rompió el transformador. Cuando Secco tuvo que hacer andar los generadores las 24 hs. del día. A causa de eso se molestaron los vecinos, porque es obvio, no podían dormir. Pero si no hacían eso, debían cortar la electricidad en la ciudad en diferentes franjas horarias”, dijo una fuente consultada. 

“Hicimos una reunión con los vecinos para descomprimir la situación y hemos prometido una solución. En Tilimuqui generaremos 10 megas para compensar lo que genera hoy Secco en Chilecito. Luego, mudaremos los equipos de Chilecito a Tilimuqui, a través de una obra que demandará $2 millones. Se terminará con el ruido en la Usina. Es decir que a partir de marzo tendremos 20 megas en Tilimuqui, el doble de lo que se genera hoy, sin molestar a los vecinos”, expresó Fonzalida. 

Pero el compromiso, llegó luego de que los propios vecinos determinaran impedir el ingreso de camiones con combustible a la planta y cortar –por horas-, la circulación vehicular. La advertencia: Continuar hasta lograr una respuesta de las autoridades.

La contaminación acústica de los generadores, fue más que evidente. Diario Chilecito llegó al lugar y pudimos constatar in situ el justo reclamo. Sólo un par de horas, bastó para entender lo que padecen estos vecinos desde hace años, varias horas por día. Sacando cuentas pudimos llegar a que los vecinos del barrio debieron soportar el ruido durante más de 11 mil horas (8 hs por día durante 4 años). Eso vuelve loco a cualquiera. “Y eso que ahora están funcionando la mitad de los generadores. A la noche, son todos y no se puede dormir, tenemos que vivir encerrados. Los vidrios, las ventanas y las puertas vibran, también hay paredes agrietadas por eso”.

¿Chilecito quedaría sin luz por el reclamo de unos pocos? La repuesta de los vecinos, demasiada sencilla: “Son chicanas. Quieren enfrentarnos a todo el pueblo diciendo eso. Primero dijeron que ya no había combustible para los generadores y después, que sí. Que por culpa nuestra que no dejamos ingresar los camiones, todo Chilecito se iba a quedar sin luz”. 

Y la promesa, llegó. Fue en la noche del martes cuando el intendente Fonzalida y el ministro de Infraestructura se comprometían al traslado de la planta… pero esta vez ya tuvieron que hacerlo por escrito: “Estamos un poco más tranquilos porque se logró un acuerdo, pero como tiempo atrás ya nos prometieron una serie de cuestiones que no cumplieron, tuvimos el recaudo de realizar un acta, donde las partes puedan plasmar sus firmas y de alguna manera comprometerse ya en otro ámbito”, indicaron los vecinos.

INCOMPETEN S.A.

El problema definitivo se solucionará cuando llegue la línea de alta tensión desde La Rioja por el Velasco, una obra que va a demandar 140 millones de pesos y promete soluciones por al menos los próximos 40 años.

Mientras tanto, más personas jurídicas aparecen -como INCOMPETEN S.A.- para facturar mucho, invertir poco y luego desaparecer de la faz de la tierra… mientras los usuarios continúan pagando altos costos, por servicios sumamente deficientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada