miércoles, 12 de diciembre de 2012

El sector cooperativo insiste con el cumplimiento de la Ley


Recientemente la Mesa Cooperativa de La Rioja llevo a cabo en la ciudad capital el foro debate sobre la reglamentación y presupuesto para el fomento cooperativo. Este encuentro propuesto por el sector se enmarca en una serie de  acciones en pos de que se apruebe la reglamentación de la Ley que los contiene a nivel provincial, así como el presupuesto para fomento que ordena el marco legal vigente a nivel nacional.

En esta reunión estuvieron invitados entre otros,  el Vicegobernador Sergio Casas y los diputados  Chamia y Pocho Brizuela. Si  Hacemos memoria  unos meses atrás  cuando la Mesa hizo un petitorio para entregar a la legislatura en el marco den una muestra de producción frente  a la legislatura, el Vicegobernador se adelanto a recibirlo, mostrando una predisposición que al parecer ya quedo el tiempo.

De  todos los representantes del legislativo invitados al foro el único que se hizo presente fue Pocho Brizuela, quien dio cuenta entre otras cuestiones  de  una Minuta de comunicación elevada desde diputados al Ejecutivo  pero que hasta el momento no tiene respuesta. En este sentido el diputado Brizuela  es el único que le ha dado continuidad al pedido de la mesa y que ha mostrando interés en el tema. Si bien esto habla a favor de su actitud, la indiferencia del resto de los diputados  es una mala señal para el sector. 

La Mesa Cooperativa viene dando señales y demostraciones tanto de su capacidad de movilización como de debate en lo referido a producción, esto sin contar que es  uno de los sectores mas comprometidos con el fomento de  la economía social,  algo que  se habla a la hora de alinearse con el oficialismo nacional pero que en la práctica no cuenta con la voluntad política necesaria para su desarrollo.

Son muchas las virtudes que se pueden enumerar en torno a la lógica de producción cooperativa, que es de alguna manera la contratara de la propuestas productivas del oficialismo provincial, pero  esta demostrado que de nada sirven dichas virtudes  ante la indiferencia del poder político.

En este contexto es que la Mesa de cooperativas intenta abrirse paso mediante el debate en la institucionalidad provincial, la intención es cristalizar  lo que  ya  se  obtuvo mediante una ley que fue aprobada por unanimidad en la Cámara de Diputados,  el problema es como avanzar en su implementación cuando todo el bloque de poder no da muestras voluntad en ese sentido.

Esto nos lleva a reflexionar sobre los  contrastes que existen entre los actores de esta historia. Mientras el bloque gobernante vuelca su voluntad y recursos en  las SAPEM como salida al ostracismo producido de nuestra provincia los demás la miran pasar o son tratados con indiferencia.

Si bien las SAPEM cuentan con el aval nacional, y la determinación casi obsesiva del Gobernador de nuestra provincia,  esta claro que se las lleva a delante sin el consenso social que demanda una democracia saludable.  Aún si tuviese el consenso  la idea no resiste ningún análisis, tanto  por su concepción liberal como por la falta  transparencia de quienes la llevan a delante.

Es decir se pretende construir un esquema productivo de corte liberal  sobre las ruinas de otro que ha sido  destruido por las mismas ideas; y peor aún,  los actores políticos responsables de esa  debacle  son los mismos que proponen ahora otro esquema liberal, bajo el   maquillaje discursivo de  federalismo.

Quizás esto explique en alguna medida la indiferencia para con la Mesa Cooperativa, que busca una salida democrática para su reclamo.  Mientras tanto habrá que seguir esperando que caiga alguna respuesta del Ejecutivo.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada